Monday, July 28, 2014

Negocio Editorial: Mitos y Realidades de la Digitalización

Negocio Editorial: Mitos y Realidades de la Digitalización

   
   
   

A diferencia de lo que se proyectó inicialmente, la aparición de los libros digitales no ha mermado las ventas del libro impreso. Más aún: su aparición sólo ha contribuido a ampliar el público lector. Asimismo, los principales beneficiarios de esta tecnología serían las editoriales que han aspirado a la internacionalización sin contar con los recursos para ello.

No es poco común oír que el libro, en su formato físico, está condenado a la desaparición. La reticencia de nuestra cultura hacia la lectura muchas veces se ve reflejada en nuestro bajo nivel de comprensión lectora o en el alto impuesto que grava a los libro. En ese escenario, no estaría de más pensar que la práctica lectora de los chilenos se concentra en la revisión de correos electrónicos o en el chat del celular.

La realidad, no obstante, no es tan oscura. Al consultar con varias editoriales es posible comprobar que hoy el panorama de la industria del libro impreso es más bien positivo. Según datos del ISBN, el registro de títulos ha ido en constante aumento desde el año 2006, lo que da pistas de que al menos la oferta no ha disminuido. De hecho, desde el año 2000 al 2012 se registra un crecimiento de 150% en el registro de títulos, con un promedio de crecimiento de 8% anual. A nivel de producción, las cifras estarían superando los 70 millones de unidades anuales, y las ventas alcanzarían un monto que ronda los US$ 350 millones. La demanda, al parecer, tampoco ha mermado. Según editoriales como FCE, Lom, Ril, Thomson Reuters y Zig-Zag, las ventas de libros impresos no han hecho otra cosa que aumentar.

Nuevo Mercado

¿En qué incide, entonces, el fenómeno de la digitalización en la industria del libro? De acuerdo a Daniel Calabrese, gerente de Ril Editores, la digitalización ha abierto una importante vía de expansión: "El libro digital no le está haciendo daño a las ventas del libro impreso porque le agregó un nuevo mercado: el extranjero". Lógicamente, por medio de las ventas online es posible abaratar costos en transporte y aduanas, facilitando así un proceso de internacionalización que antes sencillamente no era opción para la mayoría de la industria editorial chilena. Calabrese también agrega que, hoy en día, el 20% de las ventas de Ril provienen de la comercialización de libros digitales. Por su parte, las editoriales Lom y Fondo de Cultura Económica –que están en pleno proceso de digitalización– perciben un 2% de sus ingresos de sus títulos digitalizados. Penguin Random House, por su parte, ya cuenta con la totalidad de su catálogo en formato digital, pero este segmento aún no estaría superando el 1% de sus ventas.

En SM, editorial que se dedica mayoritariamente a la edición de textos escolares, apuntan que los recursos digitales, más que mermar la venta del material impreso, se constituyen como un instrumento pedagógico  complementario. Por otra parte, en Thomson Reuters afirman que, aunque aún se prefiere el material impreso en el caso de los libros de consulta, lo lógico sería que los usuarios comenzaran a privilegiar las versiones digitales, en tanto que en este formato los resultados de búsqueda son prácticamente inmediatos.

Precios y Volúmen

A su vez, la ausencia casi total de costos de fabricación permite la comercialización de los Ebook a un precio comparativamente mucho más bajo, llegando a costar menos de la mitad que su versión impresa. En esta disminución también toma parte el riesgo de la piratería: no sería nada atractivo pagar un valor similar al del libro impreso habiendo una amplia oferta de Ebooks pirata.

Por lo general, los Ebooks se comercializan en dos formatos: PDF e EPUB. El primero tiende a ser menos popular porque requiere de un registro en Adobe, y además no puede ser utilizado en todos los dispositivos portátiles. El segundo es un formato más moderno que se utiliza en tablets y Kindle, y es en general más barato que su contraparte. El sitio indiscutido para las ventas de libros digitales es, sin duda, Amazon; así lo declaran desde Fondo de Cultura Económica y Ril. En esta última detallan que venden 10 veces más en dicho portal que en cualquier otra plataforma. 
Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile