Wednesday, June 13, 2012

Ray Bradbury: anarquista en el Corazón

Ray Bradbury: anarquista en el Corazón

Mises Daily: Miércoles, 13 de junio 2012 por 

A
A
Ray Douglas Bradbury (22 agosto 1920 a 5 junio 2012)

El 5 de junio, el aclamado autor Ray Bradbury falleció. No puedo decir que he visto muy afectado por la pérdida.Mis relaciones con la mayoría de los autores por lo general comienzan y terminan en las páginas de sus libros. Me parece que el seguimiento de escritores y actores de la vida de los componentes, en especial las de sus creencias políticas - es a menudo una empresa decepcionante para completar. Sin embargo, todavía me entristece que nuestro mundo ya no está bendecido por la presencia del hombre.

Es interesante que él desciende de María Bradbury, una mujer que fue condenado y sentenciado a la horca en el 1600 durante los juicios de brujas de Salem infames.Después de estas brutalidades se impusieron a la familia, no puedo decir si se trata de naturaleza o la crianza que Ray llegó a ser escéptico de cómo eran las cosas. Entre otros descendientes de María es Ralph Waldo Emerson, el escritor individualista, de renombre mundial que creció a decir: "El gobierno menos tenemos la mejor". Me enteré hace unos años que uno de mis abuelas tatara-tatara-tatara-tatara-ad infinitum, también, fue procesado como una bruja durante los ensayos de los puritanos malvados.Puedo tomar esto sólo como un cumplido fantástico y espero que mis parientes antiestatales fueron peleando la buena batalla con la familia de Bradbury, que conduce a los ideales libertarios que ahora apreciamos profundamente.

Primer libro original de Bradbury, Fahrenheit 451 , es un testimonio de fuego en contra de la censura de ideas opuestas. Sostuvo en varias ocasiones que las personas, no el Estado-eran antagonistas del libro, pero el verdadero enemigo, más que los individuos reales en cuestión, era su obsesión por lo políticamente correcto, lo que llevó a la fragmentación y la quema de la literatura antigua en el primer lugar . Y como a nadie le dirá, nosotros los libertarios suelen tener poca paciencia para la corrección política. No hace nada, excepto diluir el verdadero significado de las palabras y embrutece a la población en la apatía.

Él toca más sobre este tema en la coda de Fahrenheit 451 , impulsado por los editores de borrar las frases "Dios-Luz" y "en presencia" de su historia. Bradbury escribe,

No es más que una manera de quemar un libro. Y el mundo está lleno de gente corriendo alrededor de los partidos de iluminación. Cada minoría ... siente que tiene la voluntad, el derecho, el deber de apagar el queroseno, encender la mecha. Cada editor de imbécil que se considera como la fuente de toda la triste blanc-mange la literatura papilla sin levadura normal, lame su guillotina y los ojos del cuello de cualquier autor que se atreve a hablar en un susurro o escribir sobre una canción de cuna.

La tradición libertaria
"Vuelve a Bradbury Fahrenheit 451 "de Jeff Riggenbach

Es, posiblemente, por qué el autor no encontró el uso de esta actitud elitista tan frecuente en las universidades modernas. Bradbury no ir a la universidad. Muchos dicen este tipo de decisiones se vuelve la gente a los subordinados económicos. (Irónicamente, Bradbury escribió el primer borrador de Fahrenheit 451, mientras que físicamente debajo del campus de UCLA.) El hecho de que la novela se considera un elemento básico de la literatura norteamericana demuestra que estos críticos a favor de la universidad eran - y, francamente, todavía son - incorrecta .

Habló de la aversión educación formal en una entrevista con el New York Times :

Yo no creo en los colegios y universidades. Creo que en las bibliotecas porque la mayoría de los estudiantes no tienen dinero. Cuando me gradué de la escuela secundaria, fue durante la Depresión y no teníamos dinero. No pude ir a la universidad, así que fui a la biblioteca de tres días a la semana durante 10 años.

No todos los libertarios es anti-universitario, per se, sino la mayoría de nosotros ver estas instituciones demasiado grandes, como los hijos accidental de la intervención del gobierno. Una mezcla de las agencias federales, licencias y acreditación, obscenos paquetes de ayuda financiera han convertido las escuelas eficientes en el comercio burocráticos (y por lo tanto muy caro) pesadillas que ofrecen cursos y especializaciones en temas ajenos a toda la industria necesaria en el mercado. Un vistazo rápido del sistema actual de la escuela pública, estoy seguro, que han demostrado que la inmovilización Bradbury distópica que esperaba que Estados Unidos nunca llegaría a ser.

Al igual que nosotros, que mantuvo el optimismo en la capacidad del pueblo para corregir estos problemas, sin los dictados de los políticos entrometidos barrido en Washington, DC. Este odio del Estado salió a la luz durante una entrevista con Time magazine hace casi dos años. Cuando se le preguntó si él había sido la defensa de su reputación antipolítico, Bradbury respondió con palabras fuertes, por lo que asegúrese de proporcionar un consejo sabio en el potencial de las soluciones pacíficas y amorosas:

Yo no creo en el gobierno. Odio la política. Estoy en contra de ella. Y espero que en algún momento de este otoño, podemos destruir parte de nuestro gobierno, y el próximo año destruyen aún más de ella. El gobierno menos, más feliz seré .... Todo lo que puedo hacer es enseñar a la gente a caer en el amor. Mi consejo para ellos es, hacer lo que amas y amar lo que haces. A continuación, te liberas de todas las leyes y la gravedad todo.

En efecto. Hay poco más que añadir. Es una pena que nunca supe de estas cosas mientras leía los libros de Bradbury hace muchos años. Tal vez me hubiera leído más despacio, prestado la máxima atención a determinados párrafos, y tomar una respiración profunda después de reflexionar sobre la posibilidad de que tal vez, en algún lugar profundo en la trama, no era más que una fantasía. La conversación con escritores de la antigüedad, la lluvia sin parar sobre una roca distante, observando la tierra se prende fuego desde el borde de Marte - que probablemente nunca lo sabremos si estas descripciones eran símbolos de algo que finalmente vamos a entender años en el futuro.

Pero esto sí sabemos: un ser humano maravilloso - que dejó un legado literario de la lucha por la libertad de adquirir y compartir conocimientos - falleció como Venus y el sol se cruzaron, los dos símbolos de la marca de amor y de verdad un hermoso fin de una vida que recordaremos durante mucho tiempo.

Todos ellos salió y miró al cielo esa noche .... No era la Tierra y no la guerra que viene, y hay cientos de miles de madres y abuelas, padres o hermanos o tíos o tíos o primos. Se quedaron en los porches y trató de creer en la existencia de la Tierra, todo lo que había intentado una vez a creer en la existencia de Marte. ( Crónicas marcianas )


Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Ray Bradbury: Anarchist at Heart

Ray Bradbury: Anarchist at Heart

Mises Daily: Wednesday, June 13, 2012 by

A
A
Ray Douglas Bradbury (August 22, 1920 - June 5, 2012)

On June 5, acclaimed author Ray Bradbury passed away. I can't say I have been much affected by the loss. My relationships with most authors typically begin and end within the pages of their books. I find that delving into writers' and actors' lives — specifically the components of their political beliefs — is often a disappointing venture to complete. Yet it still saddens me that our world is no longer graced by the man's presence.

It is interesting that he descended from Mary Bradbury, a woman who was convicted and sentenced to hang in the 1600s during the infamous Salem witch trials. After such brutalities were imposed on the family, I can't tell if it's nature or nurture that Ray grew up to be skeptical of the way things were. Among Mary's other descendents is Ralph Waldo Emerson, the world-renowned individualist writer who grew up to say, "The less government we have the better." I found out a few years ago that one of my great-great-great-great- ad infinitum grandmothers, too, was prosecuted as a witch during the Puritans' wicked trials. I can take this only as a fantastic compliment and hope that my antistate relatives were fighting the good fight with the Bradbury family, leading to the libertarian ideals I now cherish so deeply.

Bradbury's first original book, Fahrenheit 451, is a fiery testament against the censorship of opposing ideas. He maintained repeatedly that the people — not the state — were the book's antagonists, but the real enemy, more than the actual individuals in question, was their obsession with political correctness, which led to the shredding and burning of old literature in the first place. And as anyone will tell you, we libertarians typically have little patience for political correctness. It does nothing except dilute the true meaning of words and stupefies the population into apathy.

He further touches on this issue in the coda of Fahrenheit 451, spurred by editors erasing the phrases "God-Light" and "in the Presence" from his story. Bradbury writes,

There is more than one way to burn a book. And the world is full of people running about with lit matches. Every minority … feels it has the will, the right, the duty to douse the kerosene, light the fuse. Every dimwit editor who sees himself as the source of all dreary blanc-mange plain porridge unleavened literature, licks his guillotine and eyes the neck of any author who dares to speak above a whisper or write above a nursery rhyme.

The Libertarian Tradition
"Revisit Bradbury's Fahrenheit 451" by Jeff Riggenbach

It is possibly why the author found no use for this elitist attitude so frequently found in modern universities. Bradbury didn't go to college. Many claim this kind of decision turns people into economic underlings. (Ironically enough, Bradbury wrote the first draft of Fahrenheit 451 while physically underneath the UCLA campus.) The fact that the novel is now considered a staple of American literature proves that these pro-university critics were — and, frankly, still are — incorrect.

He spoke of disliking formal education in an interview with the New York Times:

I don't believe in colleges and universities. I believe in libraries because most students don't have any money. When I graduated from high school, it was during the Depression and we had no money. I couldn't go to college, so I went to the library three days a week for 10 years.

Not every libertarian is anti-university, per se, but most of us do see these overgrown institutions as the accidental offspring of government intervention. A mix of federal agencies, accreditation licenses, and obscene financial-aid packages have converted efficient trade schools into bureaucratic (and thus extremely expensive) nightmares offering courses and majors on topics unrelated to any industry needed in the market. A quick glimpse of today's public school system, I'm sure, would have shown Bradbury the dystopic stasis he hoped America would never become.

Like us, he held optimism in the people's ability to correct these problems without the dictates of the nosy politicians scavenging in Washington, DC. This hatred of the state came to light during an interview with Time magazine almost two years ago. When asked if he'd been upholding his antipolitical reputation, Bradbury responded with strong words, making sure to provide some sage advice on the potential of peaceful, loving resolutions:

I don't believe in government. I hate politics. I'm against it. And I hope that sometime this fall, we can destroy part of our government, and next year destroy even more of it. The less government, the happier I will be.… All I can do is teach people to fall in love. My advice to them is, do what you love and love what you do. Then you become free of all laws and all gravity.

Indeed. There is little more to add. It's a shame I never knew these things as I read Bradbury's books many years ago. Perhaps I would have read them more slowly, paid extra attention to certain paragraphs, and taken a deep breath afterwards to reflect on the chance that maybe, somewhere deep in the plotline, there was more than just a fantasy. The conversation with ancient writers, the nonstop rain on a distant rock, watching the earth catch on fire from the edge of Mars — we'll probably never know if these descriptions were symbols of something we'll finally understand years into the future.

But this we do know: a wonderful human being — who left behind a literary legacy of fighting for the freedom to acquire and share knowledge — passed away as Venus and the sun crossed paths; the two symbols of love and truth mark a beautiful end to a life we'll remember for a long time.

They all came out and looked at the sky that night.… There was Earth and there the coming war, and there hundreds of thousands of mothers and grandmothers or fathers or brothers or aunt or uncles or cousins. They stood on the porches and tried to believe in the existence of Earth, much as they had once tried to believe in the existence of Mars. (The Martian Chronicles)



Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile