Monday, April 09, 2012

Polémico poema Alemanes e israelíes apoyan a Günter Grass

Polémico poema

Alemanes e israelíes apoyan a Günter Grass

Gemma Casadevall. Berlín|09/04/2012 a las 15:57

Tras declarar al escritor alemán Günter Grass, persona "non grata" de Israel, políticos israelíes tachan la decisión de "populista".

Un cartel con la imagen de Gunter Grass.. AFPUn cartel con la imagen de Gunter Grass.. AFP
La dura reacción de Israel contra el escritor alemán Günter Grass, al declararlo persona "non grata" por un poema en que criticaba el potencial atómico de ese país, invirtió el debate a favor ahora del literato, que recibió apoyos de personalidades israelíes y también del espectro político germano.

La decisión del ministro del Interior israelí, Eli Yishai, de prohibir al Premio Nobel de Literatura 1999 la entrada en Israel es "populista", afirmó el exembajador israelí en Alemania Avi Primor, mientras su compatriota e historiador Tom Segev calificó la reacción de "histérica".

"Creo que el ministro del Interior (israelí) no sabe nada de Alemania. Simplemente actúa de cara a la política interna, lo que no considero correcto", sostuvo el exembajador, en declaraciones a la primera cadena de la televisión pública alemana ARD.

Grass no es de ningún modo "un antisemita", prosiguió el diplomático, quien sí advirtió que el escritor incurrió en el "ridículo", al afirmar que Israel pretende aniquilar Irán. "Sé de lo que hablo", sostuvo Primor, quien estuvo destinado en Berlín entre 1993 y 1999 y goza de gran prestigio en Alemania en cuanto a opinión autorizada en las relaciones bilaterales.

Primor dijo que la preocupación de su país por el programa atómico iraní es "justificado", visto que tanto el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, como el ayatolá Ali Jamenei hablan sin tapujos de "exterminar" Israel.

En términos parecidos se pronunció en la edición digital de 'Der Spiegel' el historiador Segev, para quien el ministro del Interior de su país ha estado "pésimo" y hasta "cínico", al calificar de antisemita a Grass y relacionar el poema del escritor con el hecho de haber "vestido el uniforme de las SS".

Según el historiador, el propósito del ministro es "asegurarse el futuro político", con proclamas populistas orientadas a un sector determinado del electorado israelí.

Grass, de 84 años, reconoció en 2005 haber estado, a los 17 y durante unos nueve meses, sirviendo en las Waffen-SS, una confesión tardía que en ese momento desató ya un gran revuelo. El escritor, un referente moral para muchos de sus compatriotas, se ha caracterizado en buena parte de su carrera como voz de la consciencia frente al pasado nazi de políticos e intelectuales.

El escándalo de entonces no llegó, sin embargo, al nivel de controversia desatada con el poema 'Was gesagt werden muss' ('Lo que hay que decir' y difundido el pasado miércoles simultáneamente por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' y otros grandes rotativos internacionales.

Grass afirmaba que el programa atómico de Israel es un peligro para la "de por sí frágil paz mundial" y acusó a ese Estado de plantearse un ataque a Irán que podría aniquilar a su población.

El escritor rompió así un tabú en la tradicional cautela de Alemania que, por razones de responsabilidad histórica, evita cualquier crítica a Israel. La clase política alemana reaccionó con estupor y condena casi unánime en lo que respecta a las formaciones parlamentarias, con excepción de La Izquierda, que defendió la posición de Grass y la legitimidad de la crítica al Gobierno de Israel.

Ante la virulencia de las reacciones, Grass matizó que sus críticas se dirigen contra la política del actual Ejecutivo israelí.

Desde el ámbito literario, el crítico más influyente del país, Marcel Reich-Ranicki, superviviente del gueto de Varsovia, calificó abiertamente de "repugnante" el poema de Grass.

A la decisión del ministro israelí siguieron ahora las primeras muestras de apoyo a Grass del Partido Socialdemócrata (SPD) -en el que el escritor militó durante décadas e incluso participó en campañas electorales, en tiempos de Willy Brandt y, luego, de Gerhard Schröder-.

"La reacción del Gobierno israelí es desmesurada e injustificada, dado el tema", dijo el portavoz de Exteriores del SPD, Rolg Mützenich. Por parte de los Verdes, el secretario de organización de su grupo parlamentario, Volker Beck, calificó la decisión de "poco inteligente y nada soberana".

El ministerio alemán de Exteriores, cuyo titular, Guido Westerwelle, se sumó estos días a las críticas a Grass, no ha comentado la decisión de prohibirle la entrada en Israel.

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Günter Grass y el poema que generó una tempestad con Israel

Günter Grass y el poema que generó una tempestad con Israel

Günter Grass

La obra más conocida de Günter Grass es El tambor de hojalata.

Pocas veces un poema tiene la capacidad de trascender su ámbito literario y generar revuelo político y diplomático. Pero eso es precisamente lo que ha ocurrido en los últimos días, desde que el alemán Günter Grass publicó un poema en el que critica a Israel.

Este domingo, Israel declaró a Grass "persona non grata" y le prohibió la entrada al país por su escrito que tituló "Lo que hay que decir" (Was gesagt werden muss, en alemán).

El escritor, ganador del premio Nobel de Literatura y tal vez el autor alemán vivo más importante, escribió que el supuesto arsenal militar de Israel es un peligro para la paz mundial y criticó que Alemania le entregue a ese país un submarino "cuya especialidad es dirigir ojivas aniquiladoras".

En el gobierno de Israel y en algunos sectores de Alemania -un país que trata de cuidar con particular esmero lo que dice de Israel- esos versos cayeron como un baldado de agua fría.

Grass se defendió tras la publicación del poema y dijo que se estaba haciendo énfasis no en el contenido del mismo, sino en una campaña contra él.

"Lo que hay que decir"

El poema de Grass, que tiene 69 versos y nueve estrofas en alemán, está marcado por varias preguntas.

"¿Por qué he callado hasta ahora? Porque creía que mi origen, marcado por un estigma imborrable, me prohibía atribuir ese hecho, como evidente, al país de Israel, al que estoy unido y quiero seguir estándolo", escribe Grass, de 84 años.

"¿Por qué sólo ahora lo digo, envejecido y con mi última tinta: Israel, potencia nuclear, pone en peligro una paz mundial ya de por sí quebradiza?"

Günter Grass

"¿Por qué sólo ahora lo digo, envejecido y con mi última tinta: Israel, potencia nuclear, pone en peligro una paz mundial ya de por sí quebradiza?".

"Porque hay que decir lo que mañana podría ser demasiado tarde, y porque -suficientemente incriminados como alemanes- podríamos ser cómplices de un crimen que es previsible, por lo que nuestra parte de culpa no podría extinguirse con ninguna de las excusas habituales".

Sus palabras, casi inmediatamente tras ser publicadas, generaron una tempestad internacional.

Israel, Alemania e Irán

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel, publicó un comunicado a través de su oficina en el que dice que la "vergonzosa equivalencia de Grass entre Israel e Irán, un régimen que niega el Holocausto y amenaza con aniquilar Israel, dice poco sobre Israel y mucho sobre Grass".

En Israel, estas críticas se sumaron a las de Avigdor Lieberman, el ministro de Relaciones Exteriores, y Eli Yishai, el ministro del Interior.

Benjamin Netanyahu

Benjamin Netanyahu fue uno de los políticos israelíes que criticó el escrito.

Este último dijo que el poema era "un intento de encender el fuego del odio hacia el Estado de Israel y la población israelí" y dijo que "si Günter quiere continuar haciendo publicidad de su obra falsa y distorsionada, le sugiero que lo haga en Irán, donde encontrará un público receptivo".

En Alemania también fue criticado por políticos de diferentes partidos y por un miembro del gobierno: Guido Westerwelle, ministro de Relaciones Exteriores, quien le dijo al periódicoBildam Sonntag que "poner a Israel y a Irán en el mismo nivel moral no es ingenioso sino absurdo".

Pero los versos de Grass no sólo recibieron críticas.

"Golpe lírico letal"

La página web del semanario alemán Der Spiegel reportó cómo la televisión estatal iraní, Press TV, dijo el jueves que "nunca en la historia de la Alemania de la posguerra, un prominente intelectual había atacado a Israel de manera tan valiente como Günter Grass con su nuevo poema controversial".

"De manera metafórica, el ganador del premio Nobel produjo un golpe lírico letal contra Israel".

Otro ejemplo fue del columnista Gideon Levy, en el periódico israelíHaaretz.

"Es intolerable una situación en la que a cualquier alemán que osa criticar a Israel se le acusa instantáneamente de antisemitismo."

Gideon Levy, columnista

Si bien señala que a Grass se le fue la mano en algunas partes de su poema, que califica de "fuerte" y "irritante", dice que también escribió algunas cosas que deben ser dichas.

"Es intolerable una situación en la que a cualquier alemán que osa criticar a Israel se le acusa instantáneamente de antisemitismo".

"Después de que denunciemos la exageración, después de que nos saquemos de encima la parte injustificada de la acusación, debemos escuchar a estas grandes personas (en alusión a escritores como Grass)".

"No son antisemitas. Están expresando la opinión de muchas personas. En vez de acusarlos, deberíamos considerar lo que nosotros hicimos para que ellos la expresaran".

Sensible

La controversia suscitada por el poema tiene un cariz adicional si se mira a través de dos características de Grass: su nacionalidad y su pasado.

Grass es tal vez el autor alemán vivo más conocido a nivel internacional y Alemania es un país que, por su rol durante el Holocausto, es particularmente sensible a lo que se pueda decir o escribir sobre Israel o los israelíes.

En el caso de Grass eso cobra particular relevancia, pues el autor de El tambor de hojalata reconoció en 2006 que durante su adolescencia y al final de la Segunda Guerra Mundial se alistó en las Waffen SS, cuerpo de élite de la maquinaria nazi. Grass asegura que no disparó "ni un solo tiro".

Este hecho fue traído a colación por Netanyahu y por el ministro Yishai, al condenar el poema y declarar al autor persona non grata.

Grass se defendió y le dijo al Sueddeutsche Zeitung que, en retrospectiva, debió haber escrito el poema de manera diferente para "hacer más claro que estoy hablando primordialmente del gobierno (de Netanyahu)".

"Frecuentemente he apoyado a Israel, frecuentemente he estado en el país y quiero que el país exista y finalmente encuentre la paz con sus vecinos", dijo.


Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile