Wednesday, October 13, 2010

Vargas Llosa, no solo gran escritor

Vargas Llosa, no solo gran escritor

Comparte esto Send to friendPrinter-friendly version

por Pedro Cateriano

Pedro Cateriano es ex-diputado del Movimiento Libertad de Perú.

Finalmente los académicos suecos —sorpresivamente— aunque con toda justicia entregaron el premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, reconocimiento que desde hace décadas reclamaban para él sus lectores.

Durante años se repitió que no recibía el galardón por razones políticas. Que su inmensa calidad literaria estaba fuera de discusión, pero que eran sus posturas ideológicas las que aparentemente lo alejaban del lauro. Que era norma de los académicos suecos, tener en cuenta otros aspectos, al momento de dar su fallo. Por tanto, esta rectificación nos satisface.

Mario Vargas Llosa, según la crítica especializada, está entre los escritores vivos más importantes y de mayor relevancia de la lengua española. Su pasión por escribir y la disciplina en el trabajo lo han consagrado como un creador eximio. Sus novelas se han traducido a más de veinte idiomas, y son materia de estudio frecuente, en las más diversas universidades del planeta. Pero además de novelista, Vargas Llosa es erudito ensayista en temas literarios y políticos, periodista de raza y dramaturgo que, en sus afanes llega inclusive a actuar y hasta bien.

Pero además es un personaje de dimensión rica y gravitante en la política. De joven, como numerosos escritores, admira los inicios de la revolución cubana, pero rompe a raíz del sonado caso Padilla y, prácticamente a partir de ese momento, cambia su manera de pensar y emprende un nuevo camino ideológico que lo acerca al liberalismo, y tiempo después, luego de un período de reflexión y estudio, lo convierte en uno de los más preclaros liberales, que defiende la libertad tanto en su contenido político como económico.

Considera que para el desarrollo de los pueblos es necesaria la libertad económica y por lo tanto la existencia de una economía de mercado. Cree en el capitalismo popular, en donde todos los ciudadanos tengan la oportunidad de ser propietarios, por esta razón defiende la iniciativa privada, como fuente generadora de la riqueza.

Vargas Llosa es agudo observador y connotado partícipe en el campo del debate de ideas. Critica a la izquierda totalitaria de los hermanos Castro en Cuba, y a gobiernos autoritarios como el de Hugo Chávez en Venezuela, pero no tiene reparo en reconocer los méritos de gobiernos socialistas modernos en el campo económico, como el de Felipe González en España, el del chileno Ricardo Lagos, o el del peruano Alan García en su segunda administración.

Es un firme combatiente de la dictadura como forma de gobierno. No distingue color político. Censura la existencia de las tiranías. Critica con ferocidad a los gobernante abusivos como: Castro, Pinochet o Fujimori. Se opone a aventuras nacionalistas y defiende los ideales democráticos rechazando la violencia terrorista, prueba de ello son sus reiteradas condenas a movimientos como Sendero Luminoso o el MRTA en el Perú, ETA en España, o las FARC en Colombia.

Su contribución, como defensor de la cultura de la libertad en Iberoamérica, ha sido decisiva, por ello se ha recibido con tanto júbilo su reciente reconocimiento, con la excepción del gobierno cubano.

En el Perú su activa participación política en defensa del estado de derecho y el progreso económico es indudable. Como candidato a la presidencia de la República impulsó un gran debate nacional para lograr la reforma del Estado que cambió la agenda ideológica del país, intoxicado de ideas y costumbres estatistas, y populistas. El progreso económico que hoy vive el Perú se debe en gran medida a las ideas liberales que defendió con ahinco visionario. Como defensor del orden constitucional, luego del golpe de Estado del 5 de abril de 1992 llevado a cabo por Alberto Fujimori, dio infatigable batalla contra la inmensidad de los peruanos que apoyaron la dictadura, colaborando a su desmoronamiento.

Desde el retorno a la democracia en el Perú, ha participado abogando por la vigencia de los derechos humanos, apoyando el informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación Nacional, y ha sido su notorio defensor cuando un sector de la opinión pública lo cuestionaba. Recientemente persuadió al presidente Alan García, para que su gobierno promueva la construcción de un museo o lugar de la memoria, que sirva de testimonio, para que los actos de violencia terrorista, no se repitan. Asumió el reto de dirigir el proyecto de su construcción, que le ofreció el propio jefe del Estado, (quien, no hay que olvidarlo, hizo todo lo que estuvo a su alcance para impedir que Vargas Llosa accediera a la presidencia de la República). Pero ante la promulgación de un Decreto Legislativo (1097), que calificó como de amnistía "disfrazada", que podía beneficiar a algunos violadores de derechos humanos, renunció al cargo, obligando al gobierno a retractarse y al Parlamento a derogar la ignominiosa norma legal.

Haber colaborado en dirigir al Perú hacia un destino más libre y democrático, es uno de los principales aportes de Mario Vargas Llosa. En el caso de Iberoamérica su constante tarea como valiente promotor de la cultura de la libertad, también constituye una contribución valiosa. Por estas razones festejamos este justiciero premio Nobel.

Este artículo fue publicado originalmente en El Imparcial (España) el 12 de octubre de 2010.


Fuente:
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU

www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

APRENDAMOS CON ENRIQUE DANS: Infoxicación: un 'mal' necesario

Infoxicación: un 'mal' necesario

Por: Redacción eltiempo.com | 8:55 p.m. | 11 de Octubre del 2010

Infoxicación
Foto: Ilustración: Diego López García

El ser humano está cercado: páginas web, blogs, redes sociales, correo electrónico, podcast, teléfonos inteligentes que no solo sirven para hacer llamadas, sino para estar en contacto permanente con las fuentes mencionadas antes; videos, audios, textos, televisión, radio, libros, revistas... Una verdadera infoxicación.

El término, vertido al español por Alfons Cornella, a partir de expresiones en inglés como  'information overload'  (sobrecarga de información), describe la dificultad para procesar la gran cantidad de datos a los que está expuesto hoy el ser humano.

El concepto que se relaciona más con el manejo de la información que con la cantidad que se produce. Enrique Dans, profesor de IE Business School -una de las escuelas de negocios más reconocidas del mundo, con sede principal en Madrid-, analiza el fenómeno.

¿Qué es o cómo se puede definir la infoxicación?

La infoxicación es la incapacidad de análisis eficiente de un flujo de información elevado. Indudablemente, el número de canales y la cantidad de información que una persona media maneja y recibe se ha incrementado enormemente en las últimas décadas, y esa nueva situación define un entorno en el que es preciso desarrollar ciertas aptitudes y actitudes a la hora de gestionar nuestra actividad.

¿La infoxicación se origina en el desarrollo de los medios masivos para distribuir la información?

La infoxicación es, en realidad, un fenómeno de incidencia muy relativa: una persona puede sentirse 'infoxicada' en determinados momentos, pero, por lo general, el hombre aprende rápidamente a desarrollar estrategias que impiden ese fenómeno.

 Vivir en un entorno intensivo en información nos enseña a priorizar y a manejar esa información de maneras más eficientes, y la tecnología -que, según algunos creó el problema- es en realidad quien nos ayuda en muchos casos a solucionarlo. 

El problema es que durante muchos años vivimos en entornos radicalmente unidireccionales, y una gran cantidad de la información que recibíamos era completamente pasiva, no requería de casi ninguna acción por nuestra parte. 

Ahora, una parte sustancial de la información que recibimos genera una respuesta, un papel activo: de oyentes o espectadores hemos pasado a ser participantes, y eso exige un esfuerzo mayor. Pero también nos lleva a una sociedad con más oportunidades, menos limitada y con un potencial mucho mayor.

¿Cómo influye el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones en la infoxicación?

La tecnología ha hecho posible que cualquier persona pueda convertirse en emisor de información, algo que antes únicamente era posible para quienes contaban con una licencia de emisión o llevaban a cabo costosas inversiones en equipos. Hemos pasado de recibir información por unos pocos canales, a hacerlo por infinitos, y eso conlleva un cierto período de adaptación.

¿La infoxicación se enfoca sólo en la cantidad o tiene que ver más con la calidad y la organización de la información?

En realidad, la infoxicación ocurre por una carencia de cultura de uso: a medida que una persona adquiere más experiencia y adiestramiento, aprende a utilizar herramientas que le permiten ser mucho más eficiente en su manejo.

Un lector RSS como Google Reader, permite a un usuario medio, sin ningún conocimiento específico, enfrentarse a un conjunto de fuentes de información: prensa, blogs, búsquedas en la red, etc., de una manera impensable.

En realidad, la infoxicación es un problema definido por aquellos que no se han puesto seriamente a solucionarlo: el usuario medio no se queja de infoxicación, sino que bendice las posibilidades más sencillas y directas que ahora tiene de acceder a la información.

¿La infoxicación es un problema de exceso de oferta o de abuso de la demanda por los usuarios?

Simplemente, no es un problema. Ocurre de manera muy limitada y únicamente llega a ser una sensación temporal que aparece en perfiles en vías de aprendizaje. No verás a un nativo digital quejarse de infoxicación, ni tampoco a una persona con un cierto nivel de experiencia. En la práctica, la tecnología nos permite acceder a información de maneras infinitamente más eficientes.

¿La infoxicación es una patología? ¿Tiene un 'tratamiento'?

Ni está definida como enfermedad ni tiene una terapia que vaya más allá de aprender a vivir con el entorno que nos ha tocado vivir.

Patologías existen siempre vinculadas a toda actividad humana, pero la infoxicación no es un problema real, sino algo definido por aquellos que toman una postura de observar el progreso desde una situación alejada.

'La angustia no es sólo tecnológica' 

El experto Enrique Dans define la infoxicación como la "incapacidad de análisis eficiente de un flujo de información elevado", es decir, la dificultad para procesar la gran cantidad de datos a los que está expuesto hoy el ser humano.

Queda claro que el concepto se relaciona más con el manejo de la información, que con la cantidad que se produce, y que lidiar con ella se torna más arduo a medida que surgen nuevas fuentes.

"El problema de la angustia de la información, esta angustia de que tengo más información de la que puedo manejar y por tanto no tengo tiempo para absorberla, es un problema que no es solo tecnológico", dijo el experto español Alfons Cornella en un discurso, hace ya 10 años. 

Para Dans, la solución y no la causa es la tecnología. Tal es el impacto de la sobrecarga de información, que se han creado grupos para estudiarlo y tratar de reducir sus efectos. Es el caso de Iorg (Grupo de Investigaciones en Sobrecarga de Información (http://iorgforum.org), del que forman parte académicos, consultores y representantes de corporaciones como IBM, Microsoft, Intel y Xerox.

Esta última tiene un sitio especializado en el tema (www.xerox.com/information-overload), que recomienda, para profundizar en él una fuente a la que los puristas temen, pues es alimentada por la comunidad de usuarios: Wikipedia. 

De allí, se pueden rescatar algunas causas generales: rápido crecimiento en el flujo de nueva información que se produce y falta de equilibrio entre lo que resulta útil y lo inútil; facilidad para duplicar y retransmitir información a través de medios como Internet; aumento en el número de canales disponibles para recibirla; gran cantidad de información histórica; contradicciones e inexactitudes en la información disponible, y falta de contexto.

El fenómeno afecta principalmente a los ambientes empresariales, donde, según estudio de Internacional Data Corporation publicado en marzo del 2009, la cantidad de información creada en papel y en medios digitales aumenta cada año 67 por ciento. 

Según el informe titulado 'Siguiendo la sobrecarga de información en el origen',  26 por ciento del tiempo de los trabajadores invertido (o gastado) en manejar dicha sobrecarga, y el equivalente a 1,5 billones de dólares en salarios, empleados en reprocesamiento y administración de los datos, solamente en Estados Unidos, durante el año 2008. 

Para ponerlo en cifras, un 75 por ciento de los trabajadores entrevistados por IDC para realizar el estudio, en 1.000 empresas grandes de EE. UU. dicen sufrir por sobrecarga de información; el 45 por ciento de ellos se sienten agobiados por ella. Como si fuera poco, los trabajadores afirman que gastan más de 25 por ciento de su tiempo lidiando con interrupciones y distracciones generadas por la sobrecarga informativa.

La absurda  impotencia de poder, La tecnología como forma de desperdicio 

El conocimiento es poder, afirma Xerox en su sitio especializado en Sobrecarga de información www.xerox.com/information-overload.

Pero, para la empresa, mucha información puede hacernos sentir impotentes e improductivos. Para demostrarlo, cita las siguientes estadísticas:

 -El 28 por ciento de un día de trabajo típico se desperdicia por interrupciones causadas por información innecesaria.

 -El 53 por ciento de la gente cree que menos de la mitad de la información que recibe al día es útil.

-El 42 por ciento de las personas utiliza información incorrecta, de manera accidental, al menos una vez por semana.

-En 2008 se crearon 487 mil millones de gigabytes de información. Para hacerse una idea, el disco duro de un computador promedio tiene alrededor de 300 o 500 gygabites.

¿En qué se nos va el tiempo? Las siete actividades menos productivas

 El estudio 'Siguiendo la sobrecarga de información en el origen' identifica las siguientes actividades poco productivas que consumen más tiempo, unas 20 horas por trabajador, cada semana:

-Reformatear documentos (convertir diferentes formatos a uno solo).  -Convertir documentos de un formato a otro.

-Buscar información, pero no encontrarla.

-Volver a generar contenido que ya existe.

-Publicar el mismo contenido para diferentes audiencias, utilizando distintas aplicaciones.

-Obtener material de archivo con poca o ninguna ayuda tecnológica.

-Lidiar con distintas versiones de un mismo documento.

Jaime Dueñas
Director Vive.in y Futbolred.com 
Fuente:
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU

www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Columna de Juan Manuel Astorga: "Volver a nacer"

Columna de Juan Manuel Astorga: "Volver a nacer"

No cabe duda alguna de que Chile entero, hasta el más inconmovible de los compatriotas, se levantó esta mañana respirando alegría y tranquilidad al saber que fueron rescatados con vida

Mientras este miércoles 13 de octubre Chile y el mundo tienen puesta la atención en el rescate de los mineros que uno a uno han ido saliendo del pique San José, en Uruguay están siguiendo el salvataje pero recor­dan­do a su vez un drama que en su momento los golpeó a ellos y también a nosotros.

Hace exactamente 38 años, un día como hoy, el mundo se enteraba de un acontecimiento que nos dejaba helados. El vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, con 40 personas, en su mayoría jóvenes, y cinco tripulantes a bordo desaparecía de los radares. En la nave viajaba el equipo de rugby Old Christians, formado por ex alumnos del colegio uruguayo Stella Maris. La única certeza que se tenía es que el aparato se había estrellado en algún lugar de la Cordillera de los Andes en ruta hacia Santiago de Chile.

Se sabía que en ese momento se desarrollaba un frente de inestabilidad en todo el sector cordillerano central. El navegante del avión, un Fairchild Hiller 227 cometió un fatal error al notificar a los controladores aéreos de Santiago que se encontraban sobre el Paso del Planchón, en Curicó, cuando en realidad estaban a más de 100 kilómetros al norte, cerca de San Fernando. Por lo mismo cuando los buscaron, nunca los encontraron.

Ese mismo 13 de octubre de 1972 los sobrevivientes comenzaron a vivir un calvario que se extendió por 72 días. Hasta que aparecieron. Varios de los jóvenes estaban vivos. Era el desenlace de una historia que hasta el más escéptico calificó de milagro. Una leyenda de impacto no muy distinto al hito humanitario de los 33 mineros atrapados en Copiapó. Justo hoy, 38 años después del inicio de ese drama en la Cordillera, allá en el norte los mineros están poniéndole término al suyo.

La imagen de la cápsula Fénix 2 llegando anoche al refugio y al rescatista Manuel González abrazando a los mineros será indeleble. Lo mismo ocurrirá con el emocio­nado pero estoico Florencio Ávalos, el primer minero en respirar anoche aire puro después de casi 10 semanas de encierro obligado. Fue la primera cara de las 33 que representan esta épica nacional. A él siguieron otros y con sus salidas pusimos pausa a la indignación por la negligencia que originó esta crisis y dimos paso a la emoción de todo el mundo.

Tendremos tiempo –y vaya que nos encargaremos de recordarlo en las próximas semanas- de analizar quiénes y por qué tienen responsabilidad en el derrumbe. Qué cosas se hicieron mal, cuáles se dejaron de hacer y dónde estuvieron las negligencias que facilitaron que el 5 de agosto el destino jugara esa mala pasada que los dejó enterrados.

Tampoco es hoy el día para calcular cuánto capital político acumula gracias a su capacidad ejecutiva el ministro de Minería, Laurence Golborne, o si el Gobierno del Presidente Piñera suma bonos extra por eficiencia y capacidad de reacción. 

No es ahora el momento de hacer estimaciones sobre cuánto de esa eficiencia perjudica a la Concertación y menos comparar, porque realmente no hay con qué hacerlo, si un gobierno anterior lo hubiese hecho mejor o peor.

Podremos sacar cálculos sobre cuánto se ha gastado en el rescate y quién va a pagar por ello. Lo haremos, pero no hoy. Guardaremos eso para otro momento. Hoy inun­­da el sentimiento de satisfacción y no el de conjeturas, justicia o revancha.

Pocas veces en nuestra historia Chile es uno solo. Son muy escasos los momentos que dan alegría, como cuando la "Roja" anota goles en un "Mundial", o cuando el país se siente orgulloso de haber cruzado una vez más la meta de la Teletón. Pero no todos vibran con el fútbol y algunos, los menos, no empatizan particularmente con el drama de los discapacitados.

Realmente Chile es uno solo cuando de dolor y desdicha se trata. La naturaleza nos espera siempre a la vuelta de la esquina con volcanes en erupción, aluviones, avalanchas de nieve, imparables tormentas, terremotos o tsunamis. En momentos como esos invariablemente ese Chile unido igual se parte en dos: unos para llorar por la pérdida y otros para ayudar al que perdió. Aunque no se quiera, igual quedamos a uno u otro lado de la historia. Nunca en el mismo lugar. Ahora vivimos la excepción.

Probablemente el infortunio de 33 mineros atrapados no haya sensibilizado a todos ese 5 de agosto, pero no cabe duda alguna de que Chile entero, hasta el más inconmovible de los compatriotas, se levantó esta mañana respirando alegría y tranquilidad al saber que fueron rescatados con vida.

Se los dijeron por citófono en la boca de la mina dos de los rugbistas de la cordillera que fueron a darles ánimo: "Ustedes sobrevivirán al igual que pudimos hacerlo nosotros". Y así fue. Después de 69 días atrapados por muros de rocas que se vinieron abajo por negligencia de algunos, hoy los mineros vuelven a ver la luz.

Nadie que mire sus caras de alivio, de haber vuelto a la vida y de renacer, puede sentirse al margen. Así lo sentimos nosotros y, créanme, también los uruguayos. Ellos bien saben lo que estamos viviendo.
Fuente:http://www.publimetro.cl/nota/cronica/columna-de-juan-manuel-astorga-volver-a-nacer/xIQjjm!puTdfKJ89E/
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU

www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile