Tuesday, January 12, 2010

«La crisis no es económica, sino fruto de la falta de valores»

«La crisis no es económica, sino fruto de la falta de valores»

Filósofo valenciano, autor de «La sociedad ética». Doctor en Filosofía e investigador de la Universitat de València, Siurana propone una serie de indicadores para evaluar el nivel ético de la sociedad.

 05:30  
VOTE ESTA NOTICIA 
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
«La crisis no es económica, sino fruto de la falta de valores»
«La crisis no es económica, sino fruto de la falta de valores» manuel molines

SUSANA GOLF
VALENCIA
«La sociedad ética» es posible, sostiene Juan Carlos Siurana. O, al menos, una sociedad más ética. La actual vive una crisis de valores y se ha corrompido. Es el diagnóstico al que se llega de la mano de su último libro, editado por Proteus y presentado ayer en Valencia.

¿Vivimos una crisis ética o la crisis acaba con la ética?
Vivimos tiempos de crisis ética, de valores. Los valores sociales no están claros, no hay referentes.
Pero hay más ONG y más conciencia ambiental que antes.
Una cosa es el discurso hablado y otra el vivido. La ONG no puede ser el único espacio de solidaridad. Se produce una cierta esquizofrenia: yo puedo ser tiránico en mi empresa y dar dinero a una ONG. Cuando esto ocurre se produce la corrupción social.
¿Corrupción?
En el sentido de la actividad cuyo fin debe ser el beneficio social. Cuando el médico no busca sanar, sino poder o prestigio, se produce corrupción. Igual en política, economía, etc. Las democracias empiezan a corromperse cuando no gobierna realmente el pueblo.
¿Los valores son universales?
La historia de la filosofía nos da los tres fundamentos éticos: la autocomprensión, fundamentar los valores y cómo llevarlos a cabo. Los relativistas defienden que cada cultura tiene unos valores y no son mejores ni peores que otros.
Pero eso justificaría la ablación, por ejemplo.
Justifica cualquier cosa. Pero todos tenemos una naturaleza humana y una razón humana y unos rasgos y unos problemas comunes, como el medio ambiente. Y eso se ha entendido ahora porque los grandes contaminadores mundiales, China y Estados Unidos, se han sentado a hablar.
Se habrán sentado pero no se han escuchado.
Es cierto. Hablar y no escucharse es el fracaso de la ética de nuestro tiempo. Cada uno defiende sus intereses y eso es una sociedad muy poco ética.
La solución parece imposible.
Una crisis de valores no es mala en sí, si se sale de ella. Ha habido etapas históricas con valores muy definidos pero malos e impuestos.
¿Cómo es la sociedad ética?
Una sociedad ética se construye desde dos ámbitos: los políticos y los ciudadanos. La sociedad civil tiene los políticos que se merece y los políticos fomentan las sociedades que les interesa tener. Es un círculo vicioso.
Que no interesa romper.
No les interesa. ¡Si no hay democracia ni dentro de los partidos!
¿La falta de valores es mayor en la política o en la economía?
En los dos ámbitos. Y la sociedad civil cada vez tiene más parte de responsabilidad, tampoco se puede echar la culpa siempre a los políticos.
Disculpe, pero la sociedad ética se antoja una utopía.
No me gusta hablar de utopía, porque por ellas se ha matado, se han hecho guerras y se han sacrificado libertades. Prefiero hablar de la idea regulativa de Kant. Lo que definimos como sociedad ética es un referente que nos permite ver si avanzamos o retrocedemos.
¿Y avanzamos o retrocedemos?
Es que no está evaluando. Yo creo que en muchos puntos se está retrocediendo, como en los valores familiares o la idea de una sociedad común, pero también es cierto que antes no existía tanta responsabilidad ética de los ciudadanos. Antes se peleaba con palos y piedras y ahora hay bombas atómicas. Tenemos el mayor desafío medioambiental porque ahora podemos destruir el planeta. Estamos en el nivel más alto de moralidad social. Lo que no sé es si estaremos a la altura de nuestro tiempo.
Da mucha importancia a la bioética. ¿Es la filosofía la que debe dar respuesta a dilemas candentes como la eutanasia, el aborto o la experimentación con células madre?
Las éticas aplicadas son las que dan sentido y organizan los conocimientos. La sociedad actual se ha escindido en formas de pensamiento, no hay debate, hay confrontación. Y la ética es el debate. Con la eutanasia no hay que valorar lo que nos enfrenta en dos bandos, sino aquello que ya compartimos: nadie quiere que haya dolor y sí calidad de vida. Desde los puntos de acuerdo sería fácil resolver la mayoría de los casos, porque son limitados. El aborto tiene más difícil solución filosófica porque hay que determinar primero cuándo comienza el ser humano y valorar si las consecuencias pueden ser peores que la medida.
¿Y el trasplante de cara?
No presenta mayor problema ético si existe el consentimiento informado del paciente y se utilizan las técnicas médicas adecuadas.
Una vez diagnosticada, ¿recetas para avanzar hacia una sociedad más ética?
Una vez comprendemos lo que está sucediendo, lo importante es el debate y la reflexión, llegar a soluciones comunes mediante el consenso. En una sociedad ética se evitaría la crisis, se dice que económica, yo diagnostico que resultado de la falta de valores en la esfera económica. La gente invertía para especular, los bancos querían ganar más dinero. Todas las decisiones estaban vinculadas a intereses personales. La crisis se extiende a todos los ámbitos y puede tener consecuencias en el futuro si no nos remoralizamos, nos vamos cargando de valores éticos.

FUENTE:
Saludos,
 
RODRIGO  GONZALEZ  FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
WWW.CONSULTAJURIDICA.BLOGSPOT.COM
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-Liderazgo,Energias Renovables.(Para OTEC, Universidades, Organizaciones )