Monday, November 09, 2009

INTELIGENCIA EMOCIONAL


Un libro estupendo

¡No dejéis de leerlo!


¿Por qué algunas personas parecen dotadas de un don especial que les permite vivir bien, aunque no sean las que más se destacan por su inteligencia? ¿Por qué no siempre el alumno más inteligente termina siendo el más exitoso? ¿Por qué unos son más capaces que otros para enfrentar contratiempos, superar obstáculos y ver las dificultades bajo una óptica distinta?

El libro demuestra cómo la inteligencia emocional puede ser fomentada y fortalecida en todos nosotros, y cómo la falta de la misma puede influir en el intelecto o arruinar una carrera.

La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en el trabajo, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal.

El coeficiente intelectual (CI) contribuye con apenas un 20% de nuestro éxito en la vida, el 80% restante, corresponde a la inteligencia emocional y que incluye factores como la habilidad de automotivación, la persistencia, el control de los impulsos, la regularización del buen humor, la empatia...


Y ahora,
¿Te apetece saber cómo estás de Inteligencia Emocional?

No dejes de hacer el siguiente test


http://www.estimulosadecuados.com.ar/test.htm


FUENTE: http://creceryvida.blogspot.com/2009/11/inteligencia-emocional.html
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

'Tamsin', de Peter S. Beagle

'Tamsin', de Peter S. Beagle

Posted: 08 Nov 2009 07:38 AM PST

victorian 1

Tamsin, de Peter S. Beagle, es de esos libros que lees una recomendación en alguna parte y ya no te puedes olvidar de él. Para ser sinceros, no recuerdo exactamente dónde lo leí, pero eso ahora ya no importa… Lo que de verdad importa es que hacía mucho tiempo que no leía un libro que me recordara tanto a mi infancia. Probablemente, si hubiera leído esta novela con diez años ahora sería una fan ultrarradical de Beagle, porque yo a esas edades solía ser así de extrema.

La historia comienza en Nueva York. Jenny, una adolescente de trece años bastante impopular, se entera que su madre vuelve a casarse, por lo que tendrán que mudarse a Inglaterra junto con su padrastro y sus dos nuevos hermanastros. Por supuesto, todo esto supone un drama y cualquiera que haya tenido trece años alguna vez en su vida (ejem) sabrá a lo que me refiero.

Para empeorar las cosas, no van a vivir en Londres, como ella creía en un principio. La realidad suele ser bastante más cruel en estos casos. Así que, de repente, Jenny se encuentra viviendo en la campiña inglesa, en una mansión victoriana casi en ruinas, acompañada por su nueva familia y su inseparable Señor Gato. Y entonces conocerá a Tamsin y a otras criaturas no tan amigables…