Wednesday, November 04, 2009

Clara Rojas: "La radio es alimento para un secuestrado"

Clara Rojas: "La radio es alimento para un secuestrado"

 

Escribir fue una catarsis para Clara Rojas que estuvo 6 años en manos de las FARC. La abogada colombiana habló con DW tras presentación de edición alemana de "Cautiva" en Instituto Cervantes, durante Expo Kolumbien 2009.

 

Afrontar esta situación a través de la escritura del libro "me ha permitido cerrar un capítulo y pensar en el futuro", cuenta la abogada colombiana. Rojas, cofundadora del extinto partido ecológico Oxígeno, junto con cuya líder, Ingrid Betancourt, fue secuestrada el 22 de febrero de 2002 por el grupo guerrillero FARC.

"Ich überlebte für meinen Sohn", (Sobreviví para mi hijo), es el título en alemán del libro publicado en Alemania por la Editorial  Blanvalet. Para Clara Rojas, que fue liberada hace 22 meses "lo que cuenta hoy es estar viva". El reencuentro con su hijo - concebido y nacido durante el secuestro en las selvas de la Amazonía colombiana - marcó para ella un punto clave que le permitió dirigir la mirada al futuro.

El drama del secuestro personal y ajeno es tal que, a pesar de haber escrito su propio libro, Clara Rojas no se siente aún tan fuerte como para leer los libros de otras personas que han sido secuestradas. "No lo hago porque es muy doloroso. Yo sufrí la misma situación y me cuesta mucho trabajo soportarlo", explica Rojas. Ella dice estar aún "en un proceso en que necesita airear pensamientos y sentimientos con otras vivencias."

La situación del secuestro es muy dramática

¿Cuándo y por qué se decide a escribir su historia? - "Una vez cerradas las compuertas del helicóptero de la Cruz Roja Internacional que me sacó de la selva, me pareció que recuperar la libertad y a mi hijo era una experiencia tan importante que era necesario compartirla. Mi historia era tan singular que había que plasmarla en un libro, también para que mi hijo pueda saber, de primera mano, qué fue lo pasó." Para esta mujer que se convirtió en madre durante el cautiverio, es importante que su hijo comprenda más tarde las circunstancias en que vino al mundo y cómo y dónde pasó sus primeros años de vida.

Pero además sentía una responsabilidad: "Quería poner mi grano de arena al diálogo y no a la confrontación". Pensando en las futuras generaciones, dedica en su libro un capítulo al perdón. "Porque si los futuros jóvenes encuentran a una mamá resentida, a una mujer totalmente adolorida, siempre van a mirar hacia delante con tristeza, dolor y amargura. Si las futuras generaciones se encuentran con una persona que ha afrontado una situación difícil, pero que también ha podido superarla, quizás los jóvenes piensen que vale la pena vivir, que hay mucho por hacer", explica con voz tranquila.

Clara Rojas ha experimentado que el perdón libera del rencor. "Cuando uno mantiene un espíritu revanchista, la amargura le impide a uno vivir", asegura. Es más, "perdonando se puede allanar el camino a otras personas que se encuentran secuestradas" y dirigiéndose a los secuestradores agrega: "desde mi libro les muestro que hay caminos diferentes y que lo necesario es el diálogo, no la confrontación".

La paradoja de las dos mamás

Clara Rojas en entrevista con Deutsche Welle.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift:  Clara Rojas en entrevista con Deutsche Welle. La abogada colombiana se muestra profundamente conmovida por la labor desarrollada para lograr su liberación y la de otros secuestrados y especialmente por la ecuanimidad demostrada por su propia mamá Clara González de Rojas. Durante su secuestro y el de su compañera de causa política, Ingrid Betancourt, se presentó un hecho probablemente decisivo para la futura vida política de las secuestradas, por lo menos, en la percepción de los colombianos.

Había dos mamás luchando por salvar a sus hijas. Ambas lucharon desde dos posiciones absolutamente antagónicas. La mamá de Clara Rojas, optó por respaldar al Estado de Derecho. La madre de Ingrid Betancourt atacó al Gobierno y politizó su lucha por la liberación de su hija.

A pesar de todas las diferencias surgidas con su ex colega de campaña política, Clara Rojas se siente "muy orgullosa del Ejército colombiano que liberó a Ingrid Betancourt y los demás secuestrados", durante  la "Operación Jaque".

Palabras a los secuestrados a través de Deutsche Welle

Desde que Rojas fue liberada, participa en marchas y asiste a debates para una mayor comprensión del problema. "En el exterior busco sensibilizar a la gente sobre lo que significa el secuestro. Y siempre estoy a la búsqueda de una fórmula para la liberación de las personas que aún están secuestradas. Si mis palabras a través de la Deutsche Welle desde Berlín llegan a alguien de los secuestrados en la selva les quiero decir que los pienso de corazón y que ando en búsqueda de un camino que les permita recuperar su libertad", insiste la abogada.

Durante su cautiverio, Clara Rojas dice haber comprendido que la función de la radio puede ser vital. "La radio para los secuestrados es alimento, porque los humanos somos, en definitiva seres sociales", opina Rojas. Y aunque ella misma no habla alemán, en las selvas, algunas veces escuchaba Deutsche Welle en alemán. Tener un oído pegado al acontecer en el mundo, era poder seguir soñando con el mundo libre. Ella, "a veces, prefería escuchar las noticias y los programas que nos enviaban mensajes, a comer".

Reconocimiento a los periodistas

Clara Rojas hizo un reconocimiento a todos los periodistas nacionales e internacionales que se preocupan por el destino de los secuestrados para quienes la radio es muchas veces el único lazo con la realidad.

Clara Rojas instó a todos los interesados en la situación colombiana a informarse: "Que entiendan que el secuestro es un delito muy grave de lesa humanidad que causa un daño muy grande, no sólo en la persona, sino a su familia y a todo un país. Nadie puede estar de acuerdo con este flagelo".

Autor: José Ospina-Valencia

Editora: Claudia Herrera Pahl

FUENTE: DW
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

El poder de Google: ¿el fin del libro en papel?

El poder de Google: ¿el fin del libro en papel?

 

Google planea digitalizar millones de libros sin respetar el derecho de autor. DW-WORLD habló sobre el tema con Daniel Divinsky, editor y fundador de Ediciones De La Flor, de Buenos Aires.

 

A través del acuerdo firmado entre autores y editores estadounidenses y Google, éste obtendría el derecho, pagando 125 millones de dólares, de escanear y colocar en la red las llamadas "obras huérfanas", cuyo autor se desconoce, pero que están protegidas por el derecho de autor. Entre otras, se cuentan libros de universidades y bibliotecas estadounidenses. La Alianza Open Book se opone al proyecto de digitalización de Google, acusándolo de monopolio. En Europa y EE.UU. se alzan cada vez más voces en su contra. Ahora se espera una nueva versión del contrato entre Google y las asociaciones de escritores de EE.UU. para el 9 de noviembre.

 

Deutsche Welle conversó con Daniel Divinsky, editor y fundador de una de las editoriales independientes más tradicionales de Buenos Aires, Argentina, Ediciones De La Flor, sobre el futuro del libro en papel y la posibilidad de poner coto al poder ilimitado de Google.

Deutsche Welle: ¿Qué nos puede decir acerca de la digitalización de libros? ¿Se puede hablar de un futuro digital para el libro?

Daniel Divinsky: En principio, no tengo nada en contra de la digitalización, porque sería como oponerse al avance de la tecnología. En cuanto a la discrecionalidad con la que Google ha avanzado sobre los derechos de editoriales y autores, me opongo totalmente. Ya hicimos la formal oposición que permite esta especie de acuerdo celebrado en EE.UU. para impedir que nuestros libros sean digitalizados sin autorización especial. Es decir que esta prepotencia de Google de dar por consentida su actitud si no se expresaba lo contrario era realmente de una calidad dictatorial imposible de soportar. En cuanto al futuro, hace unos cuantos años, cuando apareció el CD-Rom se hizo un congreso internacional de editores en Buenos Aires, el Congreso de la Unión Internacional de Editores, sostenido por los propulsores de los CD-Rom, en el que casi nos hicieron cantar la canción de despedida del libro. Esto, sin embargo, no se produjo, porque el CD-Rom fue desplazado después por la comunicación de contenidos a través de Internet. Por eso pienso que no se va a producir una abolición definitiva del libro sobre papel, sino que coexistirá pacíficamente, como coexistió el cine con la televisión, el teatro con la radio, y los diversos medios de comunicación.

¿Qué opina con respecto al acuerdo firmado entre autores y editores de EE.UU. y Google? ¿Cree que a través de ese acuerdo se puede llegar a limitar el poder de monopolio que tiene Google?

Mafalda, creación de Quino.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift:  Mafalda, creación de Quino.Pienso que no va a ser posible limitar ese poder porque hay una imposibilidad total de controlar qué es lo que se vierte en la red, por mejor que sea la disposición de Google, y dudo de esa buena disposición. En el caso particular de libros de mi editorial, de Ediciones De La Flor, han sido digitalizados y puestos en la red por portales que no pidieron la menor autorización. En algunos casos, muy formales, como un portal francés que colocó libros de Quino, el autor de Mafalda en la red, quienes, intimados a dejar de hacerlo, lo retiraron alegando que ignoraban que hubiera derecho de autor. O sea que la posibilidad de mentir acerca del conocimiento sobre la titularidad de los derechos es un obstáculo a esa supuesta buena fe. Veo que sí hay posibilidades de limitar el poder que tiene Google. Cuando vinieron algunos de los muy proactivos directores de Google a Buenos Aires invitaron a una cantidad de editores a almorzar, y yo me negué a ir. Hay diversas formas de limitar su poder.

¿Qué significa la digitalización para las editoriales de España y América Latina?

Daniel Divinsky, en el centro, el vicecanciller argentino Victorio Taccetti (izq.) y el escritor Mempo Giardinelli (dcha.) en la Feria del Libro de Fráncfort 2009.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift:  Daniel Divinsky, en el centro, el vicecanciller argentino Victorio Taccetti (izq.) y el escritor Mempo Giardinelli (dcha.) en la Feria del Libro de Fráncfort 2009.En el caso de América Latina, en donde la consulta de libros por Internet no está tan difundida como en los países del mundo desarrollado, sería de alguna manera un peligro menor. De todas maneras hay que contar como un punto a favor del libro en soporte papel ciertos hábitos tradicionales de consumo incorporados, que no son remplazados por los libros electrónicos, ni siquiera con aquellos que permiten dramatizar el dar vuelta la página. Porque incluso hay algunos que tienen incorporado ese mecanismo. Umberto Eco dijo en una conferencia reciente en Turín que a él no le importa si el libro está sobre papel o en un aparatito electrónico, siempre y cuando él pueda mojar su dedo en la lengua para dar vuelta la página.

 

¿Qué diferencia, según usted, al lector de libros en papel del lector digital?

No sé porque hasta ahora no he conocido ningún lector digital. La gente de mi edad y la que me rodea todavía es muy tradicionalista.

¿Los nuevos escritores podrán ser descubiertos en Internet?

Creo que hay una especie de falso optimismo, en la medida en que la proliferación de los blogs, donde cada uno "publica" lo que quiere a través de Internet, parece permitir imaginar que alguien lee lo que cualquiera publica. Y esto realmente es una fantasía. Muy poca gente consulta los blogs. Es un núcleo reducido de la población. Y también la difusión que se obtiene a través de ese mecanismo es muy acotada.

¿Cómo ve el futuro del libro en América Latina?

Siendo que el principal obstáculo que tenía la difusión del libro editado en países latinoamericanos era el de la distribución, la posibilidad de la compra de libros a través de Internet, ya se directamente de las editoriales o de librerías online, ha favorecido enormemente sortear esa barrera básica que era la distribución. O sea que el lector interesado que se entera de la existencia de un libro puede llegar a conseguirlo a pesar de que ninguna librería en su país lo tenga.

Daniel Divinsky fundó en 1966 la editorial Ediciones De La Flor en Buenos Aires, una de las pocas editoriales argentinas que sigue siendo independiente. Es abogado pero decidió ser editor. Junto a su mujer y socia editorial desde 1970, Ana María (Kuki) Miler,  tuvo que exiliarse entre 1977 y 1983 en Venezuela durante la dictadura militar argentina. Al regresar fueron encarcelados sin juicio en Argentina, como consecuencia de la prohibición de un libro infantil publicado por De La Flor con derechos comprados a una editorial alemana. Además de ensayo político, narrativa y teatro ha publicado obras de humor gráfico como la de Quino, el dibujante de Mafalda, Fontanarrosa, Caloi y Rep.

Entrevista: Cristina Papaleo

Editor: Enrique López Magallón

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo

Fallece a los 100 años el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss

Fallece a los 100 años el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss

Fallece a los 100 años el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss

Claude Levi-Strauss / AFP

 

J.P. QUIÑONERO | PARÍS

 

 

Claude Lévi-Strauss (Bruselas, 1908) hubiese cumplido 101 años el próximo día 28. Murió el viernes pasado en su residencia familiar de Ligneroles (Côte d'Or). Fue enterrado el lunes en la más estricta intimidad. Con la noticia de su desaparición, se cierra una página mayor en la historia de nuestras culturas.

Filósofo y profesor de filosofía, en su primera juventud, Lévi-Struaus descubrió muy pronto, en Brasil, su pasión por el diálogo, mestizaje y desaparición de las culturas y civilizaciones. Esa pasión primera lo precipitó en brazos de la etnología.

Tras el paréntesis de la Segunda guerra mundial, que Lévi-Strauss pasó en los EE.UU. donde frecuentó a André Breton y el gran exilio europeo, el joven filósofo confirmó su vocación de gran antropólogo de campo, dirigiendo sucesivas investigaciones célebres que terminarían haciéndolo célebre. Sus trabajos científicos, como patriarca de la antropología estructural le dieron fama y honores, que pronto arrumbó en el baúl de las pasiones eruditas, jamás desmentidas.

El hombre que cambió el rumbo de la antropología era un gran moralista. Y su pasión por todo lo humano, los hombres, sus artes, sus culturas, sus lenguas, sus mitos, sus músicas, sus leyendas, comenzaron a desbordar, muy pronto, en muchas otras direcciones.

 

El hombre que cambió el rumbo de la antropología era un gran moralista

 

Su leyendario ensayo sobre Raza y cultura se transformó en un manifiesto cultural, en defensa del mestizaje y el diálogo entre culturas y civilizaciones. Poco más tarde, el más legendario de sus libros, Triste trópicos (1955) anunciaba el rumbo definitivo de su obra, en la encrucijada de muchas disciplinas, usando una prosa clásica:

Tristes trópicos es algo así como un diario intelectual: un antropólogo cuenta sus experiencias íntimas, familiares, personales, profesionales: un hombre de cultura contempla la agonía de otras culturas, al mismo tiempo que nos da cuenta de su fascinación por la inmensa riqueza musical, lingüística y estructural de los mitos y leyendas de otras civilizaciones.

De esa matriz nace el resto de la obra toda de Leví-Strauss. El antropólogo siguió desmenuzando la historia y estructura de los mitos y leyendas de viejos pueblos y tribus condenados a la agonía. Ese antropólogo cambiará el rumbo de la historia de su disciplina científica. Al mismo tiempo, el lingüística, amigo de Jackobson (otro de los patriarcas de las viejas disciplinas estructuralistas), descubre como la "arquitectura espiritual" de los mitos de tribus condenadas a la desaparición tiene fascinantes paralelismos con la "arquitectura espiritual" (lingüística, literaria, incluso musical) de los mitos y leyendas de otras civilizaciones.

La obra inmensa de Leví-Strauss se dirigió a paso de carga hacia el reconocimiento universal, que llegó a partir de los años 60 y 70 del siglo pasado, cuando el antropólogo ya maduro comenzó a entrar en el panteón de los hombres ilustres de su tiempo.

Instalado en su laboratorio de ciencias sociales del College de France, Leví-Strauss abandonó los trabajos de campo para demorarse en el terreno de la musicología y la antropología comparadas, adentrándose definitivamente en la tierra de nadie del moralista.

El joven Leví-Strauss temía que la voracidad saturnal de nuestra civilización terminase destruyendo el planeta, tras haber destruido culturas y civilizaciones. El Leví-Strauss de la madurez pensaba que, en verdad, a finales del siglo XX, era la civilización europea la que comenzaba a estar amenazada: "Los valores de Europa están hoy amenazados", me comentaba en una de las raras entrevistas, a tumba abierta, con un periodista español.

Esa inquietud sobre el destino mismo de nuestra civilización está en el corazón de la reflexión última del último Leví-Strauss, inquieto por la ascensión imperial de los fanatismos religiosos, la voracidad industrial, la rapacidad mercantilista, la desertización moral y espiritual de nuestra civilización.

Desde hacía veintitantos años, Leví-Strauss estaba parcialmente alejado de la vida intelectual, sin estar totalmente ausente. En un memorable libro de diálogos y recuerdos, el maestro de la antropología estructural denunciaba la nulidad de un cierto pensamiento francés del último medio siglo. Ensayo tras ensayo, siempre más alejados en el tiempo, el moralista volvía una y otra vez a sus temas esenciales: la música, las leyendas, el mestizaje de las culturas, la "estructura" ("arquitectura espiritual", en la terminología de Juan Ramón Jiménez) de los pueblos y las culturas. Hasta el fin, lento, silencioso, Leví-Strauss siguió siendo un lector voraz y un melómano fuera de serie, un caminante solitario, intentando escrutar en la geometría de las estrellas, como Rousseau, el ocaso de las civilizaciones.

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo