Monday, May 11, 2009

40 visiones sobre el futuro del periodismo

40 visiones sobre el futuro del periodismo

¿Cómo será el periodismo del siglo XXI según los principales investigadores actuales de la comunicación? Si quiere una respuesta, no se pierda el próximo número especial de Journalism (Sage; June 2009, Volume 10, No. 3 [requiere suscripción]), que conmemora el décimo aniversario de esta revista académica.

Se trata de un monográfico que, bajo el título general "The future of Journalism", reúne artículos y ensayos de cuarenta de los más reputados pensadores mundiales del periodismo. Autores como Stuart Allan, Simon Cottle, Jane B. Singer, Mark Deuze, Michael Schudson, David Weaver y tantos otros, han sido invitados, en su condición de miembros del Editorial Board de la revista, a plantear sus respectivas visiones sobre los desafíos y tendencias de la profesión informativa en este siglo que comienza. Por una vez, los investigadores dejan de mirar al pasado y al presente, y se aventuran a augurar el futuro.

Recomendación especial para los investigadores universitarios: no hay que perdérselo.

Fuente:
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
 
www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
Oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Teléfono: OF .02- 2451113 y  8854223- CEL: 76850061
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Voces y Tinieblas en la madrugada

Voces y Tinieblas en la madrugada PDF Imprimir Correo electrónico
( 0 Votes )

HORA CERO, (DAVID ROBINSON).- ¿Qué sentido tiene reseñar libros que ya tienen mucho tiempo de haber sido publicados? Libros que, lo más probable, no pueden ser encontrados en las librerías. Quizá la respuesta esté en darle un significado, una definición adecuada al comentario literario. El mismo, a mi modo de ver, es un descubrimiento y sobre todo, una disculpa para crear...excavando. En este caso específico, escarbar en la literatura de alguna manera es también hacerlo en la historia.

Pensando así, estudiemos los libros LA VOZ DE LAS TINIEBLAS de Leoncio Obando(INAC, Colección Nuevas Letras de Panamá, Serie Poesía No. 6, Panamá, 1993) y LA MADRUGADA ES UN GATO FURTIVO, de Víctor Rodríguez Sagel (Colección Nuevas Letras de Panamá, serie Cuento No. 4, Editorial Mariano Arosemena, INAC, 1992). 

Al cavar en estos textos, pretendemos mostrar que tanto la obra de Obando como la de Rodríguez Sagel, reflejan el sentimiento de impotencia e incertidumbre que despierta el destino en la población panameña, determinado en este caso por la muerte, la pobreza, el amor no consumado y la intromisión extranjera.

La muerte a nadie le es indiferente. Despierta desde profundas reflexiones hasta el pánico incontrolable. Creyentes y ateos se encuentran unidos, por el deseo de estar presentes en el más allá y disfrutar del mayor tiempo posible en el más acá.

LA VOZ DE LAS TINIEBLAS (I poemario del libro de Obando y además ganador del Premio LEÓN A. SOTO, 1991) es un llanto por la madre pérdida y el deseo de convivir nuevamente con ella:

"Y quisiera ver

de entre aquel asidero

sepulcral

emerger

la dulce imagen

sideral

que venero"

      Pero el abismo entre las sombras y el bardo es insondable:

"Me haces falta, madre

exclamo.

Y escarbo en las orillas

del promontorio

como para descubrir

su ausencia

entre mis dedos"

Impotencia y frustración se desbordan, la progenitora fallecida no ha de venir y él, el hijo que la extraña, debe ir a ella. Pero no va. Mayor es el ansia de "más acá" que el deseo de compartir la soledad de la madre. A los muertos los extrañamos, pero no bajamos a su morada. ¡Que resuciten!...si pueden:

"Vuelvo a mirar

atrás

-por última vez-

y repito

"Dios Mío, qué solos

se quedan los muertos"

El segundo poemario, EN LOS TIEMPOS DE LA BESTIA, se resume así: Todos vamos a morir y convertirnos en bestias. Tal destino es inevitable:

"Siempre presentí

que algo fantasmal

me deparaba el destino..."

Situación ineludible, alimentada por la admiración que despierta la bestia. También la maldad perfecta, la oscuridad sin mancha, cautiva con su belleza:

"Y a pesar del horror

que me produce

al verle en su felonía,

no puedo ocultar

el maníaco deseo

de fascinarme en su danza..."

La bestia es el abismo y anuncio del encuentro con la muerte:

"Allí donde morir

es la costumbre de las almas..."

"Y el terror de los lamentos

me despierta...

y otra vez sudoroso y frío

me digo:

sé que alguien va a morir."

Morir es dejar de ser humano y convertirse en bestia, en pesadilla para un ser querido aún vivo:

"Y en el umbral del alba

hago señales con la cola

me ciño las coronas

y abro mis alas

-universales infiernos-

para trascender en el tiempo

hacia incógnitos mundos

de pasiones y ensueños"

El tercer poemario, LA CALAVERA, habla de la Invasión del 20 de diciembre de 1989:

"Los tanques

cabalgaron infernales

sus ruedas dejaron lágrimas a su paso.

Los cañones dinamitaron sueños

y la Patria...

la Patria quedó atrás

como un recuerdo."

Luego nos evoca a Anayansi, quien quizás apartaba la

vista o tal vez observaba risueña como Leoncico se alimentaba con las carnes de sus hermanos de sangre:

"Las mujeres olvidaron su honor

y se fotografiaron

fornicando en los tanques.

Los gringos fueron héroes

de una guerra sin nombre

y la "Causa Justa"

fue la patria festinada."

LA CALAVERA nos recuerda a los prisioneros de guerra, la venta de camisetas y postales, las fotos del Chorrillo incendiado, el saqueo, los retenes, las fosas comunes, los carros militares patrullando las calles, soldados durmiendo en las escuelas, los nacimientos en septiembre del 90. Nos recuerda cuando a más de un panameño se le escuchó la frase: "Es que fue necesario".

Al final la Calavera habla:

"...de un nuevo día

sin banderas,

sin odios

sin bestias."

Ella, LA CALAVERA, la muerte montada en tanquetas, la infidelidad de hombres y mujeres que fornicaron con el invasor, la que cubrió de hollín chorrillero a toda la patria, ella ¿Puede hablar de un nuevo día?. ¿Será que el hablante lírico, con estos versos, ejerce su derecho a la incoherencia ?

Por último, el libro termina con un poema dedicado a Matilde Real intitulado ESCUCHAD SEPULTUREROS. Un canto de realizar anhelos, aún después de la muerte:

"Quiero que mis ojos

sean faros

en la travesía de las naves

surcando mi canal."

Deseos de inmortalizar la poesía, insertándola en el diario vivir, de donde nunca debió salir:

"¿Ah!...La poesía la quiero

en la cuna.../en la canoa.../en los sueños..."

Al final Obando, por contraste, nos dice que quien quiera ser recordado, debe pisar firme para dejar huellas.

Resumiendo, Leoncio Obando opina líricamente sobre la impotencia ante la muerte y la injusticia que más veces de la que quisiéramos la rodea; sobre la pesadilla en la que se convierten los muertos y sobre el deseo profundo de ser inmortal. 

Respecto a Rodríguez Sagel, el primer cuento, SEÑOR DE TODOS LOS ESPEJOS, es la trama de un espejo que permite viajar a través de su superficie y encontrarse "otra vez con la repetición de los mundos tantas veces conocidos". Ir en búsqueda del nuevo universo escondido tras la puerta laminada del espejo y descubrir que se trata de la misma realidad nuestra de cada día: hombres discutiendo y jugando dados en los rincones, mujeres que se ofrecen mostrando lo que encierran sus bragas, caseríos de chozas dispersas,  operarios tan humanos como sus máquinas, un viejo que tose y rezonga constantemente, una mujer harta de parir. No es posible el escape, no hay que morir para conocer la muerte. Pero Celia y las hermosas miradas de los muertos, hacen la diferencia entre los dos mundos allendes al espejo. Celia es un conflicto, cerca y lejos, mujer y muerte. El protagonista puede tener sexo con ella y aún así, no poseerla. Se convence de mirarle los ojos y preguntarse en el próximo viaje: ¿Tendrá Celia la hermosa mirada de los muertos ? 

El segundo cuento, LA ESPERA FINAL, relata la derrota infligida en el istmo a los franceses por la naturaleza, en especial por las fiebres devastadoras. Dicho suceso es narrado así: el personaje es entusiasmado por el barón Henry D'Cottu a esperar el rugir de las aguas de dos océanos chocándose, luego del último bombazo que venciera por fin la masa continental, tal como ocurriera en el desierto egipcio. Pero, "...el proyecto de la ruta ístmica se perdió en los pantanales misteriosos de la selva tropical donde la fiebre amarilla desplegó sus oleadas letales..."

El mismo barón D'Cottu sufrió los embates de la fiebre y como todos los demás huyó en "desbandada babilónica hacia los puertos de salida", abandonando la obra en la más angustiosa soledad.

Solo también quedó nuestro personaje. Se negó la huida, esperó recibir del barón la noticia del triunfo sobre la arena y la roca, de como rugieron las aguas de los mares al chocarse.

Pero no; solamente le pedían que abandonara y él lo hizo de la mejor manera posible: envuelto en la fiebre, se arrojó desde las alturas a las rocas dormidas que los franceses no pudieron vencer. Para Sagel, nacionalismo es rechazo al invasor y aquí quien rechaza a los galos es la fiebre : un ente irracional del cual se vale el destino para realizarse, hado fatal del cual no puede escaparse el personaje central.

Puede que este personaje sea un francés que no asimila la derrota ; pero también puede ser un istmeño que deslumbrado por la empresa europea, no resiste la pérdida de la fantasía y sólo la muerte le permite escapar a su destino : rechazar al invasor del suelo patrio.

El tercer cuento, LA MADRUGADA ES UN GATO FURTIVO, le da título al libro y deja entrever lo fugaz de la madrugada, la corta existencia de las borracheras, los sueños, la ira, el asco y la inocencia. Una madre dedicada a cocinar y vender tamales, consciente de que su hija Sabina ya no es una niña y que de alguna manera hay que subsistir, hace la vista gorda al acoso sexual que su mejor cliente, el viejo Baltazar, le hace sufrir a su retoño. Sabina, por su parte, descubre que los regalos bajo la almohada no los deja el Niño Dios sino su madre; desde ese momento los obsequios pierden su magia y se convierten en pago por servicios prestados. Decir adiós a la candidez, la enoja...mucho. Todo termina con el extravío de su virginidad. Acceder a la lujuria del viejo Baltazar, no es más que una venganza contra sí misma por abandonar la ingenuidad, por descubrir que las fantasías infantiles escapan como un gato en la madrugada.

El cuarto cuento, EL SUCIO ROSTRO DE LA MADRUGADA, es la historia de una especie de Robin Hood anochecido; no olvidemos que el legendario arquero no era más que un sajón en rebeldía contra el poder normando. Michele, una alternadora que ronda entre los clientes de un club nocturno con el fin de sacarles un trago (y así ganar comisión).

Ella, al parecer, tiene la costumbre de pagarle las deudas al narrador con el dinero que obtiene de sus clientes. En esta ocasión, Michele alterna con tres gringos (uno de ellos tiene una boina a cuadros) mientras el narrador con un grupo de amigos, están sentados cerca. Luego de sacarles los consabidos tragos, cuando los gringos se ponen muy sobones, con gestos y miradas Michele pide al narrador y a sus amigos, ser rescatada.

Ellos, intimidando a los invasores liberan a Michele. Ella, en el ínterin, roba la boina a cuadros y con ella, antes de darle el dinero de la renta, corona al narrador.

Este se siente ofendido, pero interpreta que la ridícula boina es un trofeo de una batalla ganada y se retira a saldar la deuda del cuarto. Ser nacionalista es rechazar al invasor, pero éste es tan poderoso que poco son los recursos que quedan para enfrentársele; por eso toda gesta donde ellos, los invasores, no salgan airosos, aunque sea defendiendo a una ramera en una cantina, aunque nada más sea para decirle a uno de ellos "carajo, no estás en tu tierra", es una batalla por la que bien vale la pena ponerse una ridícula boina a cuadros. El cuento recoge las sucias y humillantes artimañas realizadas para sobrevivir y aunque sea simbólicamente, resistir al invasor.

LA COLINA DE NOSOTROS, el quinto cuento, trata sobre niños pobres, inundaciones, la bondad de las señoronas disputándose el destino de los huérfanos, amistades perdidas y una vieja borracha y noctámbula. Una barriada bruja, luego de una tempestad, sufre una terrible inundación que no sólo arrastra los pocos bienes que pudiesen tener, sino que cuesta vidas humanas; padres que dejan huérfanos a sus hijos.

La señoronas tienen la intención de separar al niño que narra la historia, de sus hermanitos, pero la vieja lo impide. Vuelven a quedar sumergidos en la miseria y a esperar la próxima inundación. El fin último de la pobreza es la muerte; no hay escape

Con el sexto cuento, CELIA SE ESCONDE TRAS UN VASO, regresa el amor malogrado. Un cliente habitual de alguna cantina fantasea con los afectos artificiales de una salonera. Dinero y borracheras, máscaras que equidistan a las personas impidiendo que se toquen esas sustancias que nos hacen seres capaces de amar.

Rodríguez Sagel, de ninguna manera es un escritor improvisado, patenta sus angustias y las nacionales, sin otra alternativa que la misma vida con sus variados olores y sabores, por que al fin y al cabo, la vida es un gato furtivo en la madrugada.

Tanto Obando como Rodríguez Sagel, nos hablan de esa conclusión muy panameña, pero equivocada y paralizante: ¿Para qué preocuparme, si total la decisión final no es mía ? ¿Por qué hacer algo, si los beneficios son ajenos? Nos dicen que Panamá es un país de angustias existenciales por resolver y hacen un llamado a la discusión sobre ese eterno fantasma, la identidad nacional.

más información, pincha aquí
http://horacero.com.pa/index.php?option=com_content&view=article&id=9534:hora-cero&catid=50:culturagenerales


Fuente:horacero
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
 
www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
Oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Teléfono: OF .02- 2451113 y  8854223- CEL: 76850061
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile