Thursday, February 19, 2009

Darwin, el pasado y presente de un hombre desconocido

Darwin, el pasado y presente de un hombre desconocido

Luis Miguel Ariza | 8:30 - 12/02/2009
Aumentar el textoDisminuir el texto
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 5.0 (3 votos)
darwinnn.jpg

Sobre el genio se han escrito toneladas de libros y biografías. Aquí sólo pretendemos dar algunas pinceladas sobre su personalidad, sus frases más famosas y su carácter.

Probablemente, la mejor fuente de información de Charles Darwin a nivel popular esté en la página web dedicada a su figura del Museo de Historia Natural de Londres (www.aboutdarwin.com).

Algunas de sus frases más célebres:

"Grande es la fuerza de la tergiversación continua; pero la historia de la ciencia muestra que, afortunadamente, esta fuerza no perdura mucho tiempo".

"No veo razón válida alguna para que las opiniones expuestas en este libro hieran los sentimientos religiosos de nadie" (En referencia a su obra El Origen de las Especies).

"Mi espíritu parece haberse vuelto una especie de máquina que sólo sirve para extraer leyes generales de grandes acopios de hechos".

"Los hechos falsos son muy perjudiciales para el progreso de la ciencia porque a menudo duran mucho; pero las visiones equivocadas, si están basadas en alguna realidad, hacen poco daño, pues todo el mundo obtiene un saludable placer en probar su falsedad".

Algunos hechos curiosos:

-Darwin se dejó una larga barba plateada en 1866, quizá para ocultar su precario estado de salud y que no le reconocieran. El 27 de abril de ese año acudió a una reunión de la Royal Society de Londres y prácticamente nadie lo advirtió.

-Darwin era un buen conversador y se excitaba con las discusiones interesantes. Su risa era muy grave y profunda, movía las manos para tratar de explicarse. Por contra, cuando el tópico de conversación no estaba relacionado con su investigación, era más lento a la hora de captar un argumento, le resultaba difícil seguir el hilo de las conversaciones y mostraba sus limitaciones. Y a veces, incluso tartamudeaba.

-Se dice que de niño era bastante iluso. Tanto, que uno de sus amigos de la infancia le gastó una broma, explicándole que si se colocaba un sombrero especial y se movía de cierta forma ante el dueño de una tienda, podría coger lo que quisiera. Darwin lo intentó en una panadería, cogiendo varios pasteles y saliendo tranquilamente por la puerta. Su sorpresa sería mayúscula al verse perseguido por el dueño de la panadería. A pesar de ello, era un buen escalador y tenía un cuerpo atlético.

-A Darwin le encantaba pasear de niño, y desarrolló en parte su amor por la naturaleza al leer un libro titulado Las Maravillas del Mundo, junto con otras aficiones, como experimentar con gases químicos en su jardín, recolectar plantas y minerales. Pero no fue un buen estudiante; lento, y torpe, las notas que obtuvo en la escuela del reverendo Samuel Butler en Shrewsbury fueron tan pobres que su padre tuvo que retirarle de la escuela, y dijo textualmente de él que no era un muchacho más que "interesado en pegar tiros, en los perros, en cazar ratones". A Darwin le gustaba disparar a los pájaros cuando alcanzó los 19 años. La caza le encantaba.

"Una desgracia para su familia"

Su padre, Robert Darwin, añadió: "serás una desgracia para ti y para su familia". Luego cambiaría de opinión tan baja, ya que Darwin siguió sus pasos para estudiar medicina, convirtiéndose en un ayudante muy notable. Pero nuestro protagonista dejaría al final los estudios de medicina. Su padre decidió entonces que sería un buen clérigo.

-Darwin no tenía condiciones para apreciar la música. le era imposible recordar una melodía y se decía de él que era sordo para las tonalidades. Pero terminó por apreciara los grandes compositores como Mozart, Handel y Beethoven, y sobre todo, porque su mujer Emma tocaba el piano para él.

-A Darwin le encantaban las novelas de Jane Austin, los poemas de Lord Bryon y las historias de Walter Scott, pero no le gustaban los finales tristes. Su mujer también le leía novelas en voz alta, mientras él se tumbaba en un sofá.

-Como padre, amaba a sus hijos y sobre todo, la libertad que estos tenían para expresar sus opiniones. "Siempre nos hizo sentir que éramos criaturas cuyas opiniones y pensamientos eran muy valiosos para él", dijo de su padre una de sus hijas. Darwin no se separó de su esposa ni un sólo día en los últimos años de su vida.

Nunca fue ateo

-Darwin nunca se inmiscuyó en política. Fue partidario de abolir la esclavitud. De hecho, Inglaterra promulgó una ley que permitía emancipar a los esclavos de las colonias en 1833.

-Darwin nunca fue un ateo, contrariamente a lo que se ha vertido sobre él. Pero la muerte de su hija, Annie, el 23 de abril de 1851, le causó una mella profunda y dejó de asistir a misa. Gradualmente, a lo largo de su vida, se convirtió en un agnóstico.

Pero no veía conflicto entre ciencia y religión, ya que pensaba que la existencia de Dios era algo fuera del alcance de la ciencia. la religión era un tema estrictamente personal de cada uno.

Al final de su vida escribió: "No pretendo arrojar luz sobre este problema tan abstruso. El misterio del origen de todas las cosas es algo que no podemos resolver; por mi parte, tengo que conformarme con ser un agnóstico".


CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN LIBREMENTE
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
www.consultajuridicachile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.biocombustibles.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Teléfono: OF .02-  8854223- CEL: 76850061
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – BIOCOMBUSTIBLES  ,   y asesorías a nivel internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

coleccionismo: El arte digital entra en casa con los cuadros 'tímidos' y 'cambiantes'

coleccionismo

El arte digital entra en casa con los cuadros 'tímidos' y 'cambiantes'

 
Cuadros 'tímidos' y 'cambiantes'
Ampliar

Cuadros 'tímidos' y 'cambiantes'-

El irlandés John Gerrard muestra paisajes de Kansas, que van cambiando en tiempo real según la luz natural que hay en cada momento de los 365 días del año

R. BOSCO / S. CALDANA 19/02/2009

 
Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 3 votos
Imprimir   Enviar

Los ruidosos visitantes de la feria de arte contemporáneo Arco comentan extrañados el montaje de la galería Vadehra de Nueva Delhi: a primera vista, sólo cuelgan telas blancas de diferentes tamaños. Alguien observa que cada lienzo tiene un agujerito en el medio y, pensando que oculte una cámara, empieza a hacer toda clase de movimientos, esperando que pase algo, pero nada. Es necesario que casi todo el mundo se vaya y el espacio se sume en el silencio, para que los Pygmy, figuritas bidimensionales antropomórficas, aparezcan desde detrás de los lienzos y empiecen su baile.

      La noticia en otros webs

      "Los Pygmy son tímidos. Todos se asustan con el ruido y se esconden, pero cada uno tiene un comportamiento diferente, reacciona a sonidos diversos y tiene más o menos aguante", explica Aparna Rao (Bangalore, 1978) que con Soren Pors (Dinamarca, 1974), forma el dúo Pors & Rao, valores emergentes del new media art indio.

      Sus cuadros tímidos, que cuestan entre 1.500 y 2.000 euros según el tamaño, se exhibieron en el Expanded Box, la sección de Arco dedicada al arte digital, que este año ha reunido varias propuestas dirigidas a los jóvenes coleccionistas.

      Ya no se trata sólo de piezas inmateriales, de software que el artista entregaba en un CD dejando al comprador perplejo, o de grandes instalaciones, necesitadas de continuos cuidados técnicos. El arte digital toma formas más ágiles y no sólo entra en museos y galerías, sino también en los hogares particulares.

      Cuadros cambiantes

      Acceder al coleccionismo privado es también uno de los objetivos del irlandés John Gerrard (Dublín, 1974), que exhibe en la galería Hilger de Viena, dos panoramas cinemáticos interactivos, un híbrido entre el cuadro, la escultura y el vídeo.

      Aunque a primera vista, la imagen parezca una proyección, se trata de un lugar real, reproducido digitalmente, que se va generando en tiempo real, a lo largo del día, según la hora del sitio representado, en este caso en Kansas. Cuando allí es el amanecer el panorama se tiñe de rojo y durante la noche brillan las estrellas, y esto a lo largo de las diferentes estaciones, con las relativas modificaciones de luz.

      "Registrar todos los cambios de luz a lo largo de las 24 horas, los 365 días del año ha requerido un trabajo enorme y la colaboración de cinco personas", explica Gerrard, que por eso vende cada pieza a 66.000 euros. Eso no es todo: al desplazar el cuadro -que no se cuelga- se desplaza también el panorama en su interior, ofreciendo al observador una nueva perspectiva.

      Gerrard expone también Daylight Fan (Orbital Camara), la imagen de un ventilador, que ha sido grabado a lo largo de un día, con un cámara rodando su alrededor a la velocidad de la rotación de la Tierra.

      La parte frontal del ventilador sólo se ve al mediodía; para volver a verla hay que esperar 24 horas, pero con un poco de práctica es posible determinar la hora según la posición del ventilador. La pieza, realizada en una edición de 12 ejemplares, se vende a 25.000 euros, que se dedicarán enteramente a la producción de un proyecto monumental para la próxima Bienal de Venecia.

      Por primera vez tras muchos años de incremento constante de las obras digitales, los vientos de crisis parecen haberlas alejado de un Arco muy clásico y convencional.

      En la sección general, casi no se ha visto new media art, salvo honrosas excepciones como Rafael Lozano-Hemmer, en la londinense Haunch of Venison. Tras habernos acostumbrado a sus grandes instalaciones interactivas, también Lozano vuelve a un formato más doméstico. Se trata de una edición de siete ejemplares al precio de 70.000 euros, formados por centenares de microproyecciones de parejas besándose, sobre las cuales se dibuja, con un juego de luces y sombras, la silueta del observador, captada a través de una cámara oculta en el cuadro.

      Ubermorgen, premio Arco-Beep

      En su cuarta edición el premio-adquisición Arco-Beep, que destina 15.000 euros a la compra de la mejor obra de digital presente en Arco ha sido para The EKMRZ Trilogy, de Ubermorgen, expuesta en el stand de la Galería Fabio Paris de Brescia.

      La trilogía se compone de tres proyectos para Internet, que subvierten las interfaces de otros tantos gigantes del comercio electrónico. El primero, Amazon Noir, consistió en una acción para liberar en la red los libros de la más grande librería digital del mundo, mediante el uso de un software que llegó a copiar 3.000 libros antes de que Amazon se diera cuenta.

      El segundo, Gwei-Google Will Eat Itself, es una parodia y a la vez un experimento de economía parásita, basado en el sistema publicitario que Google ofrece. El último, The Sound of Ebay, es un programa que convierte en música todos los datos de compras de cualquier cliente de la casa de subasta virtual.

      PORS & RAO: www.porsandrao.com GALERIA VADEHRA: www.vadehraart.com J. GERRARD: www.johngerrard.net GALERIA HILGER: www.hilger.at UBERMORGEN: www.ubermorgen.com GALERIA PARIS:www.fabioparisartgallery.com


      CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN LIBREMENTE
      Saludos
      Rodrigo González Fernández
      Diplomado en RSE de la ONU
      www.consultajuridicachile.blogspot.com
      www.el-observatorio-politico.blogspot.com
      www.lobbyingchile.blogspot.com
      www.biocombustibles.blogspot.com
      www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
      oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
      Teléfono: OF .02-  8854223- CEL: 76850061
      e-mail: rogofe47@mi.cl
      Santiago- Chile
      Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – BIOCOMBUSTIBLES  ,   y asesorías a nivel internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

      Hablar bien no cuesta tanto', nuevo libro que trata las dudas más frecuentes de los hispanohablantes

      Hablar bien no cuesta tanto', nuevo libro que trata las dudas más frecuentes de los hispanohablantes

       

      - Escrita por Pancracio Celdrán, la obra está destinada principalmente a los profesionales de radio y televisión, quienes según el autor no siempre mantienen un lenguaje riguroso a la hora de realizar sus actuaciones de cara al público

       

       [16 de febrero de 2009]

       

      http://www.protocolo.com/web_files/noticias/Noticias/2009/02Febrero/16Feb09/hablarbiennocuestatanto_archivos/image003.jpgPreocupado por el escaso cuidado que hoy día se le presta al lenguaje, Pancracio Celdrán intenta resolver las dudas más frecuentes que asaltan a los hispanohablantes en su nuevo libro, "Hablar bien no cuesta tanto", una obra en la que deja claro que "con la lengua no se mercadea". "Con la lengua no se juega, no cabe ser políticamente correcto, ya que las consecuencias de tan descabellada actitud son nefastas", asegura Celdrán, quien, en una entrevista con Efe, critica a la Real Academia Española porque "no siempre está a la altura" de lo que se espera de ella y "levanta la mano para que pasen despropósitos y usos mostrencos".

      Publicado por Temas de Hoy, el nuevo libro de Celdrán (Murcia, 1942) realiza un ameno recorrido por la lengua española, y aunque es útil para cualquiera que esté interesado por estas cuestiones, sus destinatarios particulares son los profesionales de radio y televisión, ya que, en opinión del autor, los tertulianos, presentadores y periodistas "confunden y equivocan a la población con su mal uso del idioma".

      "La enseñanza del idioma no está tanto en la universidad o el instituto, cuanto en los micrófonos y cámaras de televisión, y no se puede asumir la responsabilidad de hablar para el gran público sin una preparación lingüística seria", afirma este lingüista y profesor, apasionado desde niño por la historia de las palabras, su evolución, su etimología. ¿Es correcto decir autodidacto y polígloto? ¿Existió la intemerata? ¿De dónde vienen las expresiones "sursum corda" o alma de cántaro? ¿Es admisible la palabra wikipedista? ¿Qué significa "negar la mayor" o "metérsela a alguien doblada"? ¿Existe el término pichichi?

      Todas estas preguntas encuentran debida respuesta en "Hablar bien no cuesta tanto", en el que Celdrán se hace eco del interés que suscitan estos asuntos entre sus lectores de "El Semanal" y sus oyentes de Radio Nacional, en cuyo programa "No es un día cualquiera", dirigido por Pepa Fernández, ha mantenido durante años un consultorio lingüístico.

      El escritor, que ha sido profesor de distintas universidades americanas, europeas y de Oriente Próximo, critica "la incompetencia lingüística" y "la pobreza de léxico" que tienen muchos profesionales de radio y televisión, y en cierto modo les atribuye el que "la escalada en la incorrección lingüística oral y escrita vaya en aumento". "No les pedimos que sean Demóstenes ni Cicerón, pero sí que conozcan y utilicen las reglas por las que se rige el lenguaje, la gramática, la sintaxis o el vocabulario", señala Celdrán, autor de obras como "El gran libro de los insultos" y "Hablar con corrección".

      A este profesor le molesta especialmente "la orgía de despropósitos" puestos en circulación por algunos políticos, empeñados en decir "vascos y vascas", "ciudadanos y ciudadanas", "padres y madres", olvidándose de que, en esos casos, el masculino plural puede incluir a personas de uno y otro sexo. En "Hablar bien no cuesta tanto", Pancracio Celdrán aborda también el leísmo, laísmo y loísmo, y constata que el dequeísmo "se bate ya en retirada", pero dejando tras de sí "un campo de minas: el del queísmo, error consistente en suprimir la preposición 'de' o la conjunción 'que' sin venir a cuento", como, por ejemplo, en "se han enterado que vas a venir".

      El autor de "El libro de los elogios" recuerda que la lengua es "una convención de hablantes y tiene una estructura, unas normas, una personalidad contra lo cual no debemos atentar". Por eso, la Real Academia Española, como "gestora de ese patrimonio extraordinario que es la lengua, tiene la obligación de preservarlo de impurezas". La palabra "modista", recuerda el autor, es de género común por la naturaleza del sufijo "-ista", indicativo de profesión. "Decir modisto es tan disparatado como decir electricisto", asegura.
       (EFE)

       

       

       

      FRATERNALES SALUDOS,
      LUIS G. LARRAÍN CRUZ
      ABOGADO, EX EMBAJADOR, PROFESOR DE PROTOCOLO
       
       
      www.consultajuridicachile.blogspot.com
      www.el-observatorio-politico.blogspot.com
      www.biocombustibles.blogspot.com
      Renato Sánchez 3586 of. 10. Telef. 2451113
      Celular: 76850061
      Santiago-Chile
      CONSULTE NUESTROS CURSOS Y CHARLAS A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL  EN BIOCOMBUSTIBLES- RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL- ENERGIAS RENOVABLES- LIDERAZGO , PARA 2008