Saturday, February 23, 2008

a historia de la Iglesia Católica en Cuba, un best seller

Historia de la Iglesia Católica en Cuba, un best seller
Por: Mercedes Santos Moray
23 de Febrero, 2008
(Cubarte).- Cuando en ediciones anteriores de la Feria del Libro, se presentó el estudio sobre la Masonería, el trabajo fue uno de los títulos de mayor demanda por los lectores, como ahora en esta XVII Feria Internacional del Libro, el stand de la editorial Boloña, en la Cabaña, fue desbordado por el público, al presentarse por el Dr. Eusebio Leal, la Historia de la Iglesia Católica en Cuba. La Iglesia en las patrias de los criollos (1516-1789), al que calificó justamente como "un texto miliar y luminoso, primera parte de una obra que no ha acabado todavía", de los historiadores Eduardo Torres Cuevas, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Edelberto Leiva Lajara.

Texto que además fue enriquecido por el diseño de Masvidal, y publicado con verdadero espíritu artístico por la casa editorial de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, en lo que no dudo en afirmar que ha sido uno de los mayores éxitos del evento, un verdadero "best seller".

"El libro es el resultado de largos años de labor, el cual hemos depositado muchas expectativas y un gran esfuerzo, subrayó Edelberto Leiva. Nos parecía muy importante, e intentamos que quedara plasmado el proceso mediante el cual la iglesia católica llegó a convertirse en una iglesia criolla; cómo el criollo es quien alimenta a la institución y cómo llega a existir una identidad entre la institución y la sociedad colonial cubana."

Mientras que el Doctor en Ciencias Históricas, Eduardo Torres Cuevas, actual director de la Biblioteca Nacional José Martí, destacó que el ensayo "no es un libro de ocasión, surgido al calor de los últimos tiempos, de los cambios que se han producido en el mundo en el pensamiento. Es un libro que se concibió con el pensamiento que actualmente hay en las ciencias sociales, pero en tiempos en que tal pensamiento no se tenía en cuenta. Éramos un reducido grupo que nos preocupábamos por la figura de Félix Varela. Fuimos descubriendo figuras como el obispo Espada y su significación profunda en la cultura cubana. Empezamos a analizar que sin el estudio a fondo de la religiosidad católica en Cuba no era posible la comprensión real de la historia de Cuba. Nos costó trabajo defender estas investigaciones, aparentemente inútiles, absurdas, no eran las de moda. Parecía que trabajábamos para la gaveta, que este tipo de libro jamás vería la luz. Sin embargo, decidimos continuar. Estamos obligados a dar una larga lista de amigos y colaboradores, entre ellos Eusebio Leal, quien tanto nos alentó.

"La investigación empezó como parte de nuestro tiempo libre. Tiene de iniciada cuarenta años, y de trabajo cotidiano. Casi lo más importante no es sólo la investigación, sino la reflexión sobre los temas. Teníamos que trazar los perfiles exactos, de manera que cada afirmación estuviera demostrada. ¿Cuáles eran las grandes dificultades de la obra?: en primer lugar la enorme cantidad de errores históricos y afirmaciones que se tomaban de errores anteriores, por ejemplo, la fecha de creación del obispado de Cuba; similar confusión ocurría con los primeros obispos. Eso nos obligó a un trabajo erudito y exhaustivo. En segundo lugar, ¿cómo entender una proyección sino sabemos las bases jurídicas de esa proyección? Tuvimos que realizar un estudio detenido de todas las bulas papales relacionadas con el origen de la iglesia en Cuba. Aún más complejo se nos presentó el siglo XVII, en el cual había mucho de leyenda y poco de historia; pero es un siglo donde empezó la identificación del criollo con su iglesia, la que él recrea desde América, donde comienza a cultivar y a desarrollar sus propios sentimientos, tradiciones; una etapa donde surge prácticamente lo más importante de la tradición religiosa cubana. También implicó abordar los difíciles momentos por los que atravesó la iglesia en ese siglo XVII. La obra, al mostrar el siglo XVIII, se detiene fundamentalmente en las grandes figuras y acontecimientos, pero también en los pequeños y cotidianos.

"Hemos tratado de cubrir un gran vacío de la Historiografía cubana. No creo que se pueda hablar de ninguno de los temas relacionados con nuestra cultura, lo puntualizó el también director de la Casa de Altos Estudios don Fernando Ortiz, sin tener presente a la iglesia y a la religiosidad católica en Cuba, independientemente de la religiosidad del que lee."

Y es que como lo han demostrado con títulos anteriores, desde la laboriosidad y el rigor intelectuales, no sólo es meritorio cuanto se produce y publica por las diversas editoriales cubanas dentro de las llamadas "bellas letras", dedicadas al mundo de la ficción literaria. También, y quiero subrayarlo, viene produciéndose de manera sistémica, una renovación y un desarrollo, desde visiones, acercamientos, hipótesis muy plurales, en el amplio espectro de los estudios de las Humanidades.

Fuente: CUBARTE
Correo
 
Saludos
Rodrigo González Fernández
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
www.Consultajuridicachile.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
Renato Sánchez 3586
teléfono: 5839786
e-mail rogofe47@mi.cl
Santiago-Chile
 
Soliciten nuestros cursos de capacitación   y asesorías a nivel internacional y están disponibles para OTEC Y OTIC en Chile