Friday, June 06, 2008

la nacion Murió el lobo estepario de la literatura chilena

<P>Murió el lobo estepario de la literatura chilena</P>

Foto: La Nación

Viernes 6 de junio de 2008

_NOM_SECCION1

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/pixel.gif

Por Rodrigo Quiroz / La Nación

El escritor Samir Nazal falleció a los 78 años debido a un paro cardiorrespiratorio

Murió el lobo estepario de la literatura chilena

Amigo de Armando Uribe y David Rosenmann-Taub, Nazal formó generaciones de poetas, narradores y periodistas. Su obra sigue siendo una incógnita.

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/pixel.gif

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/pixel.gif

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/pixel.gif

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/articulo/vota.gif

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/imag/site/pixel.gif


El miércoles pasado después de la hora de almuerzo, uno de sus amigos lo encontró muerto en su cama. En la soledad y rodeado de libros, falleció el escritor chileno Samir Nazal en su departamento de calle Toesca.

Tenía 78 años, fumaba como un carretonero y un paro cardiorrespiratorio terminó con su existencia dedicada a las letras y la enseñanza de ellas a través de conversaciones y talleres.

VERSOS EN EL FORESTAL

Amigo y compañero de Armando Uribe, David Rosenmann-Taub y Alberto Rubio, Nazal fue de la generación del 50 -esa que compartía libros, vino y charla en las bancas del Parque Forestal- pero a diferencia de Uribe, Alejandro Jodorowsky o Jorge Edwards, Nazal nunca publicó sus obras. "Elegí no publicar, elegí no estar bajo el foco publico", dijo a este diario.

Formador de generaciones de escritores, poetas y reporteros, se va de este mundo sin publicaciones pero habiendo convertido su existencia en novela.

"Intelectualmente era un hombre muy destacado y su modestia era admirable, Samir es uno de los hombres con mayor conocimiento de literatura de este país y su agudeza por escrito y en conversaciones, era de una inteligencia mayor, es una lamentable perdida para la cultura chilena", dice Armando Uribe desde su departamento del Forestal.

PATO BUENO

Descendiente de árabes, Samir nació en Santiago, estudió Derecho en la Universidad de Chile y se convirtió en profesor en el Pedagógico. Ejerció como maestro de castellano y realizó talleres a jóvenes poetas en las últimas tres décadas.

El escritor y periodista León Pascal se refugió en su departamento en los 80 y es uno de sus amigos y discípulos. Pascal lo describió así en un relato publicado hace años: "un patentado pato bueno made in Chile. Sus credenciales son el canasto de sonrisas; el baúl de afectos; los contenedores de abrazos; el apoyo del silencio y de las palabras; el calor humano que irradian sus poros proletarios y callejeros. Trabaja, tiempo completo en todas las áreas de las relaciones humanas: como asesor sentimental de los guachos y guachas; como manager del pololeo adolescente, como sicólogo de la gente depresiva y bipolar; como brujo del dolor ciudadano, como gurú de las letras de los escribanos amateur; como capitán general de hueveo; como almirante vitalicio de la cultura underground".

Ayer Samir Nazal fue velado en una iglesia del barrio Yungay por su familia, amigos y discípulos. Sus funerales se realizan hoy a las 11 horas en el Cementerio General, por Avenida La Paz.

 


CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN LIBREMENTE
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
www.consultajuridicachile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.biocombustibles.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Telefono: 5839786 – 2084334
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – BIOCOMBUSTIBLES    y asesorías a nivel internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

1 comment:

Javier Mocarquer said...

Es una gran pérdida para quienes tuvimos el privilegio de conocer a Samir. Un maestro en todo sentido de la palabra: un guía espiritual, un sabio profesor de literatura y, sobre todo, un amigo. No hay duda de que las letras chilenas están de duelo, y ese duelo doloroso me lleva a pensar que Samir nos entregaba lo que tanto necesitamos los seres humanos: comunicación. Samir, por sobre todo, escuchaba, y en su sabiduría tenía siempre una palabra certera que entregar. Un hombre de gran humildad, sin pretensiones ni vanidades. La poesía está en duelo. Sin embargo, Samir vive más que nunca en nosotros, y su vida transmurará gracias al legado que nos deja. ¡Te queremos Samir!

Javier Mocarquer