Tuesday, September 18, 2007

DESDE PAPEL EN BLANCO:

De la comisaría a Ebay los libros autografiados de Harry Potter

Posted: 17 Sep 2007 08:08 PM GMT-06:00

Caja libros Harry PotterYa tiene fecha la salida de la cárcel de los 7 ejemplares de la saga de Harry Potter firmados por su autora J.K. Rowling. Como recordarán, los libros se encuentran desde hace unas semanas bajo resguardo en una comisaría, luego que en el banco consideraran que eran objetos de demasiado valor como para resguardarlos en la caja fuerte.

El lunes próximo y hasta el sábado, se ofrecerán los ejemplares en subasta y se espera que su precio final sobrepase las 20.000 libras o 40.000 dólares. El monto recaudado tendrá, sin embargo, un fin especial, ya que se destinará a la organización benéfica Books Abroad que se dedica a donar libros a niños de 80 países del mundo y que cumple este año 25 años de existencia.

J.K. Rowling consideró ésta como una causa justa pero seguramente no imaginó el extraño recorrido que deberían llevar los libros en el proceso de la subasta. Supongo que permanecerán bajo custodia policial hasta que pasen a manos de su nuevo dueño.

Seguiremos informando. Por lo pronto, pueden comenzar a hacer sus apuestas.

Vía | La Vanguardia
En Papel en blanco | Harry Potter acaba en comisaría

'El mercader de Venecia', de William Shakespeare

Posted: 17 Sep 2007 05:09 PM GMT-06:00

Shylock_jessica.jpg

Se ha reído de mis pérdidas y burlado de mis ganancias, ha afrentado a mi nación, ha desalentado a mis amigos y azuzado a mis enemigos. ¿Y cuál es su motivo? Que soy judío. ¿El judío no tiene ojos? ¿El judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones? ¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas armas, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mismos medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano? ¿Si lo pican, no sangra? ¿No se ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos? ¿Si nos hacéis daño, no nos vengaremos?

Cada vez es más frecuente que tengamos que comentar noticias sobre autores boicoteados u obras acusadas de racismo, antisemitismo, machismo, ect… Algunas tienen fundamentos razonables, otras son puro delirio, pero todas tienen algo en común: sólo atañen a productos del siglo XX o contemporáneos. Ni los más acérrimos defensores de lo políticamente correcto suelen atreverse a rebasar la frontera del novecento porque, evidentemente, todo era racista, antisemita y machista hasta entonces. Y no hay más que rascar.

Se le perdona a la literatura clásica lo que no a la moderna porque es fruto de su tiempo, uno oscuro y dogmático del que una conciencia individual no acaba de escapar. Antes de que Darwin, Freud y Marx inventaran el individuo y su responsabilidad, pensamos, no había sino un amalgama homogénea de supersticiones, prejuicios y sentimientos gregarios. 'El mercader de Venecia' es una obra de su tiempo, llena de esas mismas convenciones oscuras, drásticas, racistas.

¿Cómo se las arregla entonces para contener uno de los alegatos más demoledores contra la intolerancia?

Hay un villano en esta obra: el judío Shylock, contrapuesto al caballero cristiano Antonio. El primero es vilipendiado por su religión y por su oficio de prestamista, el otro es querido y respetado por su clase y generosidad. Son dos mundos diferentes, y se odian justamente por ser diferentes. Cuando la fatalidad irrumpe, Shylock se transformará en una bestia menos que humana al exigir con fiereza su fianza de una libra de la carne de Antonio, pero lo que le azuza es el rencor haber sido burlado y maltrado sin causa, cuando no podía defenderse.

La intolerancia, primero la de Antonio y después la de Shylock, es el verdadero motor trágico de esta pieza. Y la intolerancia, en uno de estos agridulces finales tan típicos de Shakespeare que tan desapercibidos pasarían a sus coetáneos, acaba por vencer.

Lo demás, los estereotipos sobre judíos a los que les duele perder más una bolsa de dinero que a su hija, son debates superados. Puede que Shakespeare fuera antisemita, ¿qué importa eso ahora? Lo importante es que no podía permitir que su obra lo fuera sin más. La literatura es una parte de razón y otra de sentimiento, y si es sincera padece incluso con el villano. Shakespeare no podría haber escrito sobre hombres si no hubiera hecho al judío tan hombre como los demás. El escritor racista, si es realmente escritor y racista, sufre su propio racismo.

¿Es sólo cosa de una obra inspirada de Shakespeare? Recuerdo ahora pasajes de Cervantes en donde los gitanos o los moriscos son todos bribones, ladrones / avaros, falsos cristianos, ect… Pero el padre de Zoraida, la mora que huye para ser cristiana ¿No muere de pena por ser abandonado incluso después de prometer respetar su conversión? La historia del morisco Ricote ¿No es acaso una denuncia de la desgarradora experiencia del exilio, por mucho que se cubra de flores al monarca que decretó la expulsión? La razón nos dice que hay un discurso racista, pero el sentimiento está del otro lado.

¿Cómo olvidar finalmente la escena de la gran película Ser o no ser en la que un actor judío le recita el monólogo de Shylock a Hitler? Decía Oscar Wilde que todo arte es en sí inútil, y por ende inmoral. De acuerdo, pero sólo si es realmente arte, no un panfleto. Y arte es aquello en lo que seguimos descubriendo significados con el paso del tiempo. Arte es lo que nos hace sentir al otro: necesariamente es lo contrario al racismo.

Laura Restrepo, Premio Nacional de Literatura en Colombia

Posted: 17 Sep 2007 03:57 PM GMT-06:00

Laura RestrepoLa escritora Laura Restrepo (Bogotá, 1950) ha sido galardonada con el VI Premio Nacional de Literatura de Colombia concedido por la Revista Libros & Letras.

Restrepo es politóloga, periodista y narradora. Jugó un importante rol en los procesos de negociación con la guerrilla durante los años 80, lo cual, de paso, le supuso un exilo forzoso de su país, al cual solo sólo regreso cuando el movimiento M-19 fue políticamente legalizado.

Esta experiencia y la preocupación permanente por la vida política y la búsqueda de la paz en Colombia han marcado de una manera muy clara la novelística de Restrepo, quien cuenta entre sus obras: Historia de un entusiasmo (1986), La isla de la pasión (1989), Leopardo al sol (1993), Dulce compañía (1995, premios Sor Juana Inés de la Cruz y Premio de la Crítica Francesa Prix France Cultura), La novia oscura (1999), La multitud errante (2001), Olor a Rosas Invisibles (2002) y Delirio (2004, Premio Alfaguara).

El Premio Nacional de Literatura se concede por votación del público desde el año 2002. En el caso de Restrepo es concedida por toda la obra novelística y también se dieron dos premios adicionales: uno de prosa de no ficción al escritor Héctor Abad Facciolince por su libro El olvido que seremos y otro de ficción a Juan Gabriel Vásquez por Historia secreta de Costaguana.

Los anteriores ganadores fueron: Germán Espinosa. David Sánchez Juliao (2003), Manuel Zapata Olivella (2004), Rafael Humberto Moreno Durán (2005) y William Ospina (2006).

Vía | Yahoo! Noticias
Más información | IBL News
Más información | Laura Restrepo en El Poder de la Palabra
Más información | Entrevista a Laura restrepo en Radiomontaje.com.ar

Eduardo Mendoza y el fin de la novela

Posted: 17 Sep 2007 03:58 AM GMT-06:00

eduardo_mendozaDesde mediados del siglo XX es muy habitual que los intelectuales se pregunten si las cosas que antes se entendían como seguras siguen siéndolo. Esto es lo que ha hecho recientemente Eduardo Mendoza en una conferencia titulada ¿Muerte de la novela? En ella Mendoza llega a la conclusión de que el momento álgido de lo que entendemos por novela ocurrió durante el siglo XIX, cuando servían para que la gente que sabía leer, conociera el mundo. Esto hoy en día ya no es así y tenemos miles de medios para saber cómo es el mundo sin necesidad siquiera de leer.

Mendoza considera que se ha llegado a un punto en el que, al igual que tenemos canción del verano, tenemos también novela del verano. La novela sería básicamente un entretenimiento de vacaciones. En cierta forma esto ha servido para que los escritores puedan vivir de lo que escriben, algo que no ocurría cuando empezó a escribir. La contrapartida es que las editoriales prestan igual atención a una novela de entretenimiento que a un libro de filosofía.

Otra cuestión que señala Mendoza es que no existe peligro de extinción ni de la literatura ni de los libros, sino una determinada forma de creación.

La novela ha muerto como fenómeno social, pero sigue existiendo como un componente esencial para construir el mundo en nuestras cabezas. La novela es una forma de comunicación donde las acciones de los personajes tienen un valor, un significado. Son nuestra base para crear referentes morales, como lo es el cine que merece ser considerado

La enseñanza jugaría para Mendoza un papel fundamental en cuanto que existen libros que sirven para el desarrollo de la persona. Además crítico a los maestros que se centran en el componente social de las novelas porque la literatura no tiene sólo denuncia, también es una construcción de la realidad y en la realidad hay injusticias.

Vía | La voz de Asturias

Saludos
Rodrigo González Fernández
www..Consultajuridicachile.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
Renato Sánchez 3586
telefono: 5839786
santiago-chile
 
Escribanos, consúltenos, opine

La vida como forma de escritura

La vida como forma de escritura

Durante muchos años mantuve una relación de total indiferencia con los diarios de escritores y en general con la idea de escribir o leer un diario íntimo. Me parecía un acto trivial, adolescente, testimonial y kitsch.

Ver Comentarios

Por Damián Tabarovsky | 15.09.2007 | 21:59

Durante muchos años mantuve una relación de total indiferencia con los diarios de escritores y en general con la idea de escribir o leer un diario íntimo. Me parecía un acto trivial, adolescente, testimonial y kitsch. Estaba influenciado por autores como Blanchot, Foucault y el Barthes de El grado cero de la escritura, es decir, por la noción de muerte del autor, la crítica al concepto de subjetividad (antesala del humanismo y por lo tanto del capitalismo) y por la búsqueda de una experiencia literaria que repensara la novela sin hacer concesión alguna a sus soportes convencionales, como la trama, los personajes y la verosimilitud. Mucho no cambié: me siguen interesando esos mismos problemas, esos mismos autores, y sigo teniendo esa misma actitud de indiferencia hacia buena parte de lo que, por comodidad, llamamos campo literario. Sin embargo, ya no pienso igual sobre los diarios íntimos. Quizás porque, sin proponérmelo, por azar, desidia o simplemente por haber encontrado varios muy baratos en librerías de saldos, leí muchos diarios de escritores, y muchos terminaron siendo de una potencia literaria igual o incluso superior a buena parte de la literatura que se agrupa bajo los géneros de novela o cuento.
Pero también cambié mi idea del que escribe un diario (más allá de que yo no haya escrito una sola página íntima en mi vida y dudo mucho de que alguna vez lo haga), del que escribe sin ser (al menos todavía) un escritor en el sentido institucional del término, alguien que publica libros con su nombre, editados por alguna editorial, con un número de ISBN, y un precio de venta. Infinitas deben ser las razones por las que alguien escribe un diario, pero yo prefiero imaginar que todas remiten a una: porque no puede dejar de escribir. Porque no concibe la vida sin escribir. El ensayista Alberto Giordano publicó un muy buen libro sobre las escrituras íntimas al que llamó Una posibilidad de vida. Pues bien: quien escribe un diario da posibilidad a su propia vida, la posibilidad de que la vida se convierta en una forma de la escritura (o la escritura una forma de vida) hasta convertir en literaria la experiencia cotidiana.
Poco importa la calidad literaria de un diario íntimo. Desde la nostalgia de no haber escrito nunca un diario y de saber que nunca lo escribiré, creo que cualquier diario íntimo, por el hecho de serlo, es bueno, o mejor aún, es extraordinario, maravilloso, insuperable. Cualquier frase escrita al pasar en un diario íntimo (por ejemplo "hoy toqué la arena con mis pies descalzos", acompañada de una foto de ese momento) es una frase mucho más profunda y radical que las que se leen en cualquier libro de narrativa con fotos (Sebald, etc., etc., etc.) o en muchos libros de poesía (en especial argentina contemporánea). Una persona que escribe un diario es alguien apasionado. Seguramente un poco loca, levemente trágica y otro tanto irónica.
Qué curioso: pensaba comentar tres o cuatros grandes diarios pero, como me sucede habitualmente, me fui por las ramas. Quien escribe un diario no tiene ese problema: lo suyo siempre es irse por las ramas (ocurre que la literatura tiene más que ver con las ramas que con las raíces). Por lo tanto, voy a mencionar sólo uno: Retrato del artista en 1956, del poeta español Jaime Gil de Viedma. Nacido en 1929, con menos de 30 años Gil de Viedma es enviado a Filipinas por la empresa en la que trabajaba a realizar un "estudio de la legislación filipina, especialmente en materias tributarias, laborales y corporativas". Mezcla de exotismo y aburrimiento burocrático, la experiencia filipina del joven poeta da lugar a una de las mejores definiciones de la relación entre un poeta y su poema, o mejor dicho, del momento en que un poeta no logra escribir su poema: "Incomunicado con mi poema desde el pasado día 26".
Quizás en esa frase resida buena parte del secreto del diario íntimo (y de la poesía): la escritura como una forma de incomunicación, un secreto privado, un mensaje cifrado cuyo código jamás poseeremos.
Saludos
Rodrigo González Fernández
www..Consultajuridicachile.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
Renato Sánchez 3586
telefono: 5839786
santiago-chile
 
Escribanos, consúltenos, opine

¿ EL ESPIRITU EMPRENDEDOR SE ADQUIERE O SE NACE CON E =?iso-8859-1?Q?L=3F ?=

CHILENOS A EMPRENDER

La Universidad Antonio de Nebrija ha publicado recientemente un trabajo de divulgación que, bajo título de "El arte de Emprender", explica a los futuros emprendedores los pasos necesarios para poner en marcha su propia empresa. José Luis Curbelo, director de la Cátedra Nebrija-BBVA en Formación de Emprendedores, es el cerebro de este libro y explica a los lectores de ibercampus.es las claves para hacer realidad lo que en principio es sólo un sueño.

P.- ¿Cuáles son los principales aspectos que debe conocer una persona que quiera montar su propia empresa?

R.- Si nos referimos al tema formativo, está claro que cuanta mayor formación en dirección y administración de empresas tenga el emprendedor, mayor garantía de éxito tendrá su negocio. Sin embargo, muchos emprendedores no tienen este tipo de formación, y la suplen perfectamente rodeándose de expertos y asesores que le ayuden en cada uno de los aspectos necesarios, por lo que tampoco es una condición obligatoria.

Si nos centramos en temas o cualidades personales, las conocidas por todos: sana ambición, don de gentes, conocimiento del negocio que desea comenzar, capacidad de asumir riesgos, etc.

En este breve listado también habría que apuntar la necesidad de informarse previamente acerca de cuestiones tan importantes como: mercado al que se dirige, producto o servicio a ofertar, análisis de la competencia, es decir, aspectos que se resumen en el llamado plan de negocio (Business Plan en terminología anglosajona). Todo ello se puede encontrar perfectamente detallado en el manual El Arte de Emprender.

P.- ¿Por qué escasean los emprendedores en nuestro país?

R.- Varios pueden ser los motivos, muchos de ellos con raíces que se anclan en la historia de nuestro país y una cierta aversión al éxito individual, al dinero, y la innovación. De un modo más próximo al presente, quizás se deba a una cierta, aunque cada vez en vías de superación, ausencia de lo que podríamos llamar "cultura de riesgo", en varios sentidos. Primero, los padres siguen buscando en los hijos una pretendida "seguridad" laboral, orientándolos, a veces inconscientemente a presentarse a oposiciones, o a conseguir puestos de trabajo más o menos estables por cuenta ajena, donde el "riesgo" es supuestamente menor. Muchas de las encuestas realizadas entre los jóvenes españoles sobre lo que quieren ser en el futuro, muestran elevados niveles de respuesta de "funcionarios".

Por otro lado, tampoco tenemos una "cultura del fracaso" como existe en otras latitudes. El empresario que se equivoca, es visto con recelo por la sociedad, como un "fracasado". Cuando lo que tiene, si persevera en su empeño de ser empresario son unas experiencias muy relevantes que van conformando una personalidad a prueba de altibajos o de los vaivenes del propio negocio o mercado. Esta virtud de la "tenacidad" puede estar ausente en el emprendedor de éxito inmediato. Por supuesto que es preferible que las empresas vayan bien desde el principio, pero el mercado, la competencia, muchas veces no nos lo permite y eso hay que aprender también a sobrellevarlo de la mejor forma posible.

P.- ¿Cree que son suficientes los esfuerzos que realizan las instituciones, como es el caso de las universidades para fomentar el espíritu emprendedor?

R.- Estos esfuerzos no pueden provenir exclusivamente de un agente social como es la Universidad, sino de una actuación conjunta con ayuntamientos, comunidades, entidades financieras, otras empresas, ... En este sentido, creo muy importante que las instituciones públicas y privadas con intereses en el desarrollo empresarial colaboren con las universidades para formar, reciclar y asesorar de modo permanente a los empresarios. En nuestra opinión, cada vez se hace más en este terreno, pero el fomento del espíritu emprendedor comienza en la familia. Los hijos, allí aprenden la cultura y la actitud hacia la innovación y el riesgo, hacia la superación personal, y hacia la excelencia. También es cierto que en muchas ocasiones acaban haciendo más o menos lo mismo que han visto hacer a sus padres, o con pocas variaciones.

P.- ¿Hay más trabas en España que facilidades para crear una empresa?

R.- En España se ha avanzado mucho y es cada vez más fácil, y rápido, crear una empresa. Sin embargo, el problema es la continuidad de la misma. Ahí es donde hay más problemas, de índole financiero, formativo, de competencia, de errores en el proceso de desarrollo del plan de negocio y, en el sentido de la pregunta, una enorme cantidad de obligaciones –muchas veces convertidas en trabas- legales: normativa contable, normativa legal, normativa fiscal, sólo por citar algunas, muchas veces reiterativas, otras incongruentes entre sí, que lo único que hacen es que el empresario muchas veces tenga que dedicar más tiempo a cumplimentar estas obligaciones que al negocio en sí, muy grave sobre todo si hablamos de empresas pequeñas.

Está claro que es un equilibrio difícil sobre el que la reflexión debe ser colectiva, incluyendo claro está a las administraciones, las instituciones, las universidades, y las organizaciones de consumidores. No nos olvidemos que el interés de estos últimos, es esencial en las formas de regulación de la actividad empresarial.

P.- Una de las novedades que se plantean en el libro "El arte de emprender" es la incorporación de la Responsabilidad Social en el Plan de Empresa…

R.- Efectivamente, se incluye -por primera vez desde nuestra consideración- la Responsabilidad Social de la Empresa dentro del Plan de Empresas. Consideramos fundamental transmitir la importancia de incluir objetivos sociales desde el inicio, es decir, tener una idea de negocio, un plan estratégico, un producto, etc., con niveles de responsabilidad social adecuados. La empresa se inserta en una sociedad con la que tiene que establecer sinergias mutuamente enriquecedoras. En el manual se explica que la idea de la Responsabilidad Social como "gasto", es errónea y no es aplicable en nuestros días. Actuar con criterios de Responsabilidad Social puede ser incluso una oportunidad de negocio o una forma de mejorar la imagen de la empresa en el exterior. Las autoras del capítulo nos dan una serie de recomendaciones al respecto.

P.- ¿Qué le diría a un joven que desea llevar a la práctica su idea de negocio pero no sabe cómo hacerlo o aun sabiéndolo no acaba de decidirse?

R.- Que se informe. Que se apunte a alguno de los sencillos cursos que se realizan para crear un Plan de Negocio. Que invierta tiempo y recursos en su desarrollo. Que acentúe el espíritu crítico para dar respuestas y soluciones a dudas que él o ella misma puedan tener, o que otros puedan percibir en el proyecto empresarial. Es importante resaltar que el Plan de Negocio es la piedra angular sobre la que se construye en el presente el futuro de la empresa. También es el instrumento que puede evitarnos un fracaso, indicándonos los puntos débiles de la idea de empresa, aquellas áreas de mejora que son estratégicas, o los elementos que necesitan ser revisados para el éxito del negocio. También nos puede indicar que no es factible la puesta en marcha del negocio. Finalmente, es importante que el futuro empresario vaya construyendo alrededor del mismo Plan de Negocio, argumentos de "persuasión" para que se sumen al carro de su iniciativa terceras personas, incluidos eventuales inversores y financiadores.

Pero no sólo eso, que acuda a conferencias a escuchar experiencias de otros emprendedores, que conozca las ayudas y facilidades que organismos públicos y privados tienen. En definitiva, que si tiene inquietud, la alimente y le de empuje de la mejor forma posible.

Saludos
Rodrigo González Fernández
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
www..Consultajuridicachile.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
Renato Sánchez 3586
telefono: 5839786
santiago-chile
 
Escribanos, consúltenos, opine