Thursday, August 07, 2014

MARCA PERSONAL: ROSARIO CASTELLANOS CONQUISTÓ CORAZONES CON BTL

ROSARIO CASTELLANOS CONQUISTÓ CORAZONES CON BTL

by NANCY MALACARA on AGOSTO 7, 2014 Este artículo tiene 0 vistas
BTL
Como un símbolo del feminismo latinoamericano fue considerada Rosario Castellanos, escritora mexicana que con sus obras y pensamientos logró tocar a una sociedad inserta en un ambiente conservador e incluso machista.
Sus reflexiones sobre el género femenino y la manera en cómo dio cuenta de los enfrentamientos entre indígenas y terratenientes la ubican como un personaje clave del siglo XX, si no es que la poeta más importante de la época en México.
En el terreno del BTL, la escritora alimentó su imagen con una firme convicción de sus ideales y principios. No necesitó ser una figura del hoy conocido canal de las estrellas para hacerse notar entre la gente, pues sus letras hicieron que su sello permeara a través del inexorable paso del tiempo.
Balún Canán, por ejemplo, fue la primera novela de la autora, en la se narran los conflictos que surgieron desde la conquista española y la manera en que los bandos implicados aprendieron a convivir durante la reforma agraria.
Esta obra dio un salto a lo que sería el ATL, ya que el director Benito Alazraki se basó en ella para llevar la historia a la pantalla grande. Además, la obra editorial recibió el premio Chiapas en 1958, un galardón que reforzó el personal branding de la autora.
Otro ejemplo de cómo Rosario Castellanos utilizó los medios no tradicionales para llegar al corazón de la gente es mediante el arte. Su obra teatral El eterno femenino fue una de las aportaciones que rompió estigmas, lo mismo el libro Rito de iniciación, en el que narra la importancia y necesidad de que las mujeresinviertan en su educación y combatan la competencia laboral, sin importar cual conservador pueda ser el camino.
Hoy, Rosario Castellanos cumple 40 años de haber muerto, pero sus metáforas, cuentos, novelas y enseñanzas son recordadas por muchos.
Foto: Shutterstock

Wednesday, August 06, 2014

Libro recomendado: Como fracasar en casi todo y aún así triunfar

Libro recomendado: Como fracasar en casi todo y aún así triunfar

 Jose Bloging | 6 de Agosto de 2014 |  (1)


<a href="http://www.amazon.es/gp/product/8496627896/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=8496627896&linkCode=as2&tag=gurb-21"></a><img src="http://ir-es.amazon-adsystem.com/e/ir?t=gurb-21&l=as2&o=30&a=8496627896" width="1" height="1" border="0" alt="" style="border:none !important; margin:0px !important;" />
Quizá el día que leer libros acerca del éxito sea una disciplina olímpica podamos aspirar a medalla. Y seguramente no sea porque estemos obsesionados con él y con las mieles que éste nos puede traer, sino porque es una de esas temáticas impredecibles en las que factores como la educación, orígenes, personalidad, y suerte son ingredientes de una coctelera del triunfo personal y profesional que apetece comprender y desentrañar. He disfrutado bastante hace solo unas semanas con el Choose Yourself! de James Altucher, un tipo tan freak como inteligente e interesante, y cuya biografía no exagerada está compuesta por éxitos empresariales, ruinas en la bolsa, gestión de un hedge fund y acabar convirtiéndose en un guru del emprendimiento y del desarrollo personal llegando a tener un podcast en el que resuelve dudas de sus seguidores sobre inversión o el matrimonio.
Pero lo cierto es que hay pocos libros en esa mesa de la no ficción o del desarrollo personal o en la de los negocios como este Cómo Fracasar En Casi Todo Y Aun Así Triunfar: Algo así como la historia de mi vida escrito por Scott Adams, seguramente uno de los dibujantes de cómic más famosos del mundo con su Dilbert, publicado en más de 1000 periódicos alrededor del planeta.
En Cómo Fracasar En Casi Todo Y Aun Así Triunfar Scott Adams nos cuenta con un tono cómico y cercano la historia de su vida profesional y de sus diversos emprendimientos incluyendo la aventura de ponerse a escribir un cómic en la edad madura. Adams es un defensor de tener sistemas en lugar de objetivos, los primeros son para siempre y la satisfacción viene de seguirlos, los segundos tienen por definición un final y es fácil que nos frustren. Defiende que la gente que parece tener buena suerte es aquella que tiene un sistema que permita que la suerte les encuentre. Y para que la suerte le encuentre a uno, uno tiene que estar dispuesto a fracasar muchas veces, todas las que haga falta…
El libro es capaz de transmitir un optimismo y un apetito por la vida que le dan a uno ganas de eso, de fallar, de fracasar, insinuando entre sus páginas que si no has fracasado en muchas cosas en tu vida es que solo te has movido en tu zona de comfort y no has llegado nunca a arriesgar. Una idea muy interesante en una sociedad como la nuestra que suele premiar más la estabilidad y seguridad que el atrevimiento con “fracaso” posterior.
Cuando se lee un libro de alguien con esta sana tendencia a controlar su vida, a ser el responsable de su propia felicidad, da la sensación que ésta no depende en realidad de haberse hecho famoso y millonario con su célebre cómic, sino con la sensación personal de estar haciendo lo mejor posible con su tiempo en este planeta. Además de su filosofía de vida el autor se atreve a entrar en el terreno de recomendaciones detalladas sobre llevar una dieta sana y equilibrada y la necesidad de hacer ejercicio, quizá los capítulos más normalitos pero en los que nos desvela sus manías y secretos.
Un libro muy muy recomendable, como el post de temática parecida escrito por Ángel de viviralmaximo.net Como tener buena suerte en la vida.
Puntuación: 4’5/5.
Si quieres puedes leerlo en inglés en tu ebook:
How to Fail at Almost Everything and Still Win Big
Si quieres informarte sobre más libros de no ficción, visita: Ficción No

Wednesday, July 30, 2014

Thomas Piketty y las desigualdades socio-económicas

Thomas Piketty y las desigualdades socio-económicas

Hugo Salinas


El profesor Thomas Piketty, en su libro "El Capital en el siglo XXI"[1], ha abierto, y de una manera excepcional, el camino para una mejor comprensión de las grandes desigualdades socio-económicas. Pero, a fin de completar el cuadro de análisis, me permito sugerir dos cosas. Primero, es indispensable que nuestro proyector ilumine la actividad socio-económica del hombre y su grupo social, desde sus orígenes. Segundo, en base a la información estadística que dispone sobre los últimos 300 años de nuestra historia, es necesario mostrar el porcentaje del ingreso nacional y del capital en manos del 50% de la población "de abajo". ¿Por qué?
 
Comencemos por el comienzo. El profesor Piketty pertenece a una generación de economistas que ha sido formado en la economía neoclásica y con un elevado, y casi exclusivo, componente matemático. Y como él mismo lo dice en su libro, pertenece a una generación que no está contaminada por la influencia marxista. Incluso, a sus 18 años le toca vivir, con un cierto grado de afección, la caída del muro de Berlín.
 
Algo más, su doctorado en economía le permite ejercer su primera experiencia profesional. Ella se realiza, en tanto que docente, en una universidad americana. De esta forma, vive en primera mano las ventajas del "sueño americano", el país de las mil oportunidades para quienes se proponen, como lo puntualiza él mismo en su libro. Una experiencia que, al mismo tiempo, le permite constatar que sus colegas economistas están tan imbuidos en las fórmulas matemáticas que se han alejado completamente de la realidad circundante.
 
Como él lo señala, los tres años pasados en Estados Unidos como profesor universitario le sirven, sobre todo, para rumiar lo que será su futuro trabajo profesional dentro de un ambiente multidisciplinario: el estudio de las grandes desigualdades socio-económicas que tiene que ver no solamente con las matemáticas sino también, y esencialmente, con la historia, la política, las guerras, la participación del gobierno, y de los movimientos sociales.
 
Es en Estados Unidos que diseña su modelo de interpretación de las desigualdades socio-económicas. Y para una mejor comprensión de la problemática se propone recolectar la información estadística de los últimos 300 años de los 20 países que mejor han desarrollado la economía de mercado. Después de un trabajo de 15 años, los resultados son alentadores.
 
Basándose en la voluminosa información estadística, que se ha convertido en el WTID (World Top Income Datebase) disponible gratuitamente en la nube, y en un nuevo marco conceptual diseñado por él mismo, nos proporciona nuevas luces sobre lo que está sucediendo al inicio de este siglo XXI, como en el caso de los Estados Unidos: la creciente concentración de los ingresos como ya sucedió a fines del siglo XIX y comienzos del XX. Un 10% de la población posee el 50% del total de ingresos. O el caso de Francia, que actualmente está volviendo de una manera acelerada a lo que alcanzó entre los años 1870-1910: capitales privados concentrados en poquísimas manos que superaban en más de 7 veces al ingreso nacional anual. El 1% de la población posee el 50% del capital total del país.
 
El resultado histórico es una curva en U, tanto para el corrido de la relación capital/ingresos como para la concentración de los ingresos en una ínfima franja de la población, cuya explicación requiere tomar en consideración hechos políticos, militares y sociales. Con ello hace un deslinde claro con su formación inicial que le proponía una explicación únicamente en términos de una economía de mercado asocial, ahistórica y apolítica.
 
De igual modo, la información estadística de los últimos 300 años, así como su nuevo marco conceptual, le permite demostrar que el optimismo desplegado por el premio nobel en economía, Simon Kusnetz, no se ajusta a los hechos. Es decir, no es cierto que la sola interacción de las fuerzas del crecimiento, de la oferta y de la demanda, de la competencia y del progreso tecnológico nos conduzca a reducir la brecha de la desigualdad socio-económica en forma permanente, para por fin desembocar en una gran armonía entre las clases sociales.
 
Sin embargo, hay algo que escapa al análisis del profesor Thomas Piketty. La misma información estadística nos lo está sugiriendo. Pero para poder observarlo con toda claridad es necesario presentar el corrido de la actividad socio-económica desde los orígenes de la Humanidad. Es necesario, igualmente, presentar la evolución de los procesos de trabajo desde los orígenes de la Humanidad. ¿Para qué serviría este trabajo adicional?
 
Sucede que la información estadística recolectada por el profesor Piketty y otros, nos muestra con toda claridad que, incluso en la gran caída de los ingresos del 10% más rico de la población de Estados Unidos en los años 1945-1975, nunca llega a estar por debajo del 33% del total de los ingresos anuales. O que después de la destrucción masiva de capitales durante las dos grandes guerras mundiales, tanto en Alemania como en Francia e Inglaterra, el capital privado nunca estuvo por debajo de 2 a 3 veces el monto de ingreso nacional anual.
 
En cambio, la proporción de ingresos y/o de capital con relación al total nacional del 50% de la población "de abajo" es irrisoria. Si al igual que el decil superior presentamos el decil inferior o, más aún, el centil inferior, apreciaremos que su porcentaje en ingresos y/o capital, con relación a los montos totales a nivel país, es cercano al cero por ciento. Y esto, en una forma constante durante los 300 años observados. Tomemos el caso, por ejemplo, de las poblaciones maya e inka luego de la invasión española. Hasta hoy, y desde hace cinco siglos, los ingresos y/o capital de las poblaciones campesina e indígena, con relación a los montos totales a nivel país, se ha mantenido a casi el cero por ciento, y no se recuperan más. ¿Cuál es la causa de este fenómeno?
 
La explicación no se puede encontrar dentro de la información estadística de los últimos tres siglos. Es necesario navegar hacia el fondo de la Historia. Lastimosamente, para dicho tramo no se dispone de información estadística. Pero, en cambio, si contamos, aunque por cierto todavía en forma limitada, estudios antropológicos, arqueológicos y étnicos de grupos sociales que poblaron la Tierra en aquellos tiempos. Y estos estudios nos sugieren que nuestros antepasados practicaron por miles y miles de años un modelo de desarrollo socio-económico diferente al que muestra la información estadística de los últimos 300 años en Europa y América del Norte.
 
En la actividad socio-económica de los primeros homo sapiens que poblaron la Tierra, el "capital" tomaba la forma de centros de alimentación (agua, peces, frutas, plantas, animales, etc) a su libre disposición. Luego, se crearon las herramientas de trabajo con las cuales incrementaron su productividad, sin que tengan aún el sello de "propiedad privada". Y cuando los homo sapiens crean la tierra cultivable como la base de la agricultura y ganadería, ella fue primeramente de uso colectivo, tal como se practicó en las civilizaciones maya e inka, entre otros.
 
Es sobre la característica de propiedad colectiva del elemento esencial de la actividad económica que el resultado de la recolección o producción volvía a todos los integrantes de la colectividad en términos más o menos igualitarios. Es decir, no existían las grandes  y descomunales desigualdades, tanto en "capital" como en "ingresos", como existe en nuestros días. Y esto, al mismo tiempo, nos permite entender que una cosa es diferencia y otra, muy distinta, desigualdad. Las diferencias siempre han existido, como es el caso del sexo, de los dedos de la mano, de los conocimientos y habilidades del ser humano. Pero, la desigualdad nace en un cierto momento de nuestra historia humana, y bajo ciertas condiciones especiales.
 
En algún momento de historia de la Humanidad se cambió el modelo de desarrollo socio-económico. Y en el caso preciso de las culturas maya e inka sucedió con la invasión española, cuyas gentes se apropiaron la totalidad de las tierras cultivables. De esta forma, el "capital" pasó a ser propiedad de un reducidísimo  número de personas. Y con ello se cambió radicalmente también el tipo de repartición del resultado de la actividad económica. Hechos que, incluso la información estadística ahora disponible, no puede mostrarlo. Pero en un análisis de desigualdades socio-económicas con intención de proyección, deben ser tomados en consideración.
 
De igual modo, a partir de la información estadística de los últimos 300 años, aunque comprende un período mucho más largo que el presentado por el profesor Kusnetz, difícilmente podemos visualizar la instalación de la relación de dominación en la actividad socio-económica. Esta relación de dominación que consagró el pasaje de una propiedad colectiva hacia una propiedad individual. Es decir, el pasaje de una repartición más o menos igualitaria del resultado de la actividad económica hacia otra, de repartición individualista, en donde es un reducidísimo número de personas que se apropia, en general, de más del 60% tanto de los ingresos como del capital, como lo muestra claramente el profesor Piketty.
 
Con el método de análisis presentado por el profesor Piketty no se puede observar tampoco el hecho de que casi la totalidad del valor agregado por los pueblos del mundo se concentre en poquísimas manos de personas que se encuentran en los "países más desarrollados". Y es que la economía de mercado en repartición individualista, tal como existe con toda su crudeza desde hace tres siglos aproximadamente, crea un mecanismo de succión ascendente del valor agregado. Un mecanismo no visible al ojo humano, indoloro e incoloro.
 
Este mecanismo, al servicio precisamente de esta minoría de la población que tiene el control del capital y de la repartición de ingresos, utiliza los mil y uno elementos de una economía de intercambios en base a precios expresados en unidades monetarias para cumplir su cometido. Es el caso, por ejemplo, de la deslocalización de empresas, en donde trabajadores del Sur ante la misma máquina e igual productividad perciben un salario muy inferior al de sus colegas instalados en un país del Norte. O el caso de las fronteras nacionales que sirven, entre otras cosas, para establecer salarios diferenciados ante una misma actividad económica.
 
De igual modo, el corrido histórico presentado con información estadística limita visualizar las diferentes formas de "capital" que los grupos sociales han utilizado en la evolución de la actividad económica. Comienzan con el centro de alimentación como el elemento fundamental de su primera forma de trabajar, para enseguida servirse de las herramientas de trabajo. Luego, el elemento fundamental del proceso de trabajo evoluciona hacia la tierra cultivable, para posteriormente ser remplazado por la máquina dentro de una economía de intercambios. Ahora, es otra la expresión fenomenal de "capital" que está animando una nueva forma de trabajar: los conocimientos y competencias del trabajador.
 
Es decir, la evolución de los procesos de trabajo está indicando, y sobre todo a los países del Sur, que para recuperar el atraso milenario en las formas de producir y/o elaborar bienes y servicios, se debe apostar de inmediato por la economía inmaterial. Y esto no se puede alcanzar con un impuesto progresivo al capital y/o a los ingresos.
 
A decir verdad, algunos de estos puntos, y otros, son sugeridos entre líneas por el profesor Thomas Piketty. Pero no los aborda en forma frontal como lo hace con relación a la concentración y acumulación del capital o de los ingresos, motivo por el cual su propuesta de un impuesto progresivo al capital y a los ingresos resulta bastante insuficiente como solución a las grandes desigualdades socio-económicas.
 
De igual modo, un impuesto a la herencia de bienes de capital, por más elevado que este sea, como el que se aplicó en Estados Unidos entre las dos guerras mundiales, sin venir acompañado de un cambio de modelo en el tipo de repartición del resultado de la actividad económica, estaría simplemente creando un embalse cuyas aguas pronto retomarían su curso, como viene sucediendo en Estados Unidos y Europa, según la información estadística que el profesor Piketty presenta en su libro.
 
San Juan de Lurigancho, Lima, 25 de julio del 2014
 
[1]PIKETTY Thomas, [2014] Capital in the Twenty-First Century, The Belknap Press of Harvard University Press, London


http://www.alainet.org/active/75717&lang=es


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

Monday, July 28, 2014

Negocio Editorial: Mitos y Realidades de la Digitalización

Negocio Editorial: Mitos y Realidades de la Digitalización

   
   
   

A diferencia de lo que se proyectó inicialmente, la aparición de los libros digitales no ha mermado las ventas del libro impreso. Más aún: su aparición sólo ha contribuido a ampliar el público lector. Asimismo, los principales beneficiarios de esta tecnología serían las editoriales que han aspirado a la internacionalización sin contar con los recursos para ello.

No es poco común oír que el libro, en su formato físico, está condenado a la desaparición. La reticencia de nuestra cultura hacia la lectura muchas veces se ve reflejada en nuestro bajo nivel de comprensión lectora o en el alto impuesto que grava a los libro. En ese escenario, no estaría de más pensar que la práctica lectora de los chilenos se concentra en la revisión de correos electrónicos o en el chat del celular.

La realidad, no obstante, no es tan oscura. Al consultar con varias editoriales es posible comprobar que hoy el panorama de la industria del libro impreso es más bien positivo. Según datos del ISBN, el registro de títulos ha ido en constante aumento desde el año 2006, lo que da pistas de que al menos la oferta no ha disminuido. De hecho, desde el año 2000 al 2012 se registra un crecimiento de 150% en el registro de títulos, con un promedio de crecimiento de 8% anual. A nivel de producción, las cifras estarían superando los 70 millones de unidades anuales, y las ventas alcanzarían un monto que ronda los US$ 350 millones. La demanda, al parecer, tampoco ha mermado. Según editoriales como FCE, Lom, Ril, Thomson Reuters y Zig-Zag, las ventas de libros impresos no han hecho otra cosa que aumentar.

Nuevo Mercado

¿En qué incide, entonces, el fenómeno de la digitalización en la industria del libro? De acuerdo a Daniel Calabrese, gerente de Ril Editores, la digitalización ha abierto una importante vía de expansión: "El libro digital no le está haciendo daño a las ventas del libro impreso porque le agregó un nuevo mercado: el extranjero". Lógicamente, por medio de las ventas online es posible abaratar costos en transporte y aduanas, facilitando así un proceso de internacionalización que antes sencillamente no era opción para la mayoría de la industria editorial chilena. Calabrese también agrega que, hoy en día, el 20% de las ventas de Ril provienen de la comercialización de libros digitales. Por su parte, las editoriales Lom y Fondo de Cultura Económica –que están en pleno proceso de digitalización– perciben un 2% de sus ingresos de sus títulos digitalizados. Penguin Random House, por su parte, ya cuenta con la totalidad de su catálogo en formato digital, pero este segmento aún no estaría superando el 1% de sus ventas.

En SM, editorial que se dedica mayoritariamente a la edición de textos escolares, apuntan que los recursos digitales, más que mermar la venta del material impreso, se constituyen como un instrumento pedagógico  complementario. Por otra parte, en Thomson Reuters afirman que, aunque aún se prefiere el material impreso en el caso de los libros de consulta, lo lógico sería que los usuarios comenzaran a privilegiar las versiones digitales, en tanto que en este formato los resultados de búsqueda son prácticamente inmediatos.

Precios y Volúmen

A su vez, la ausencia casi total de costos de fabricación permite la comercialización de los Ebook a un precio comparativamente mucho más bajo, llegando a costar menos de la mitad que su versión impresa. En esta disminución también toma parte el riesgo de la piratería: no sería nada atractivo pagar un valor similar al del libro impreso habiendo una amplia oferta de Ebooks pirata.

Por lo general, los Ebooks se comercializan en dos formatos: PDF e EPUB. El primero tiende a ser menos popular porque requiere de un registro en Adobe, y además no puede ser utilizado en todos los dispositivos portátiles. El segundo es un formato más moderno que se utiliza en tablets y Kindle, y es en general más barato que su contraparte. El sitio indiscutido para las ventas de libros digitales es, sin duda, Amazon; así lo declaran desde Fondo de Cultura Económica y Ril. En esta última detallan que venden 10 veces más en dicho portal que en cualquier otra plataforma. 
Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

Friday, July 11, 2014

HERMÓGENES PÉREZ DE ARCE: PIÑERA FUE UN PRESIDENTE POPULISTA

HERMÓGENES PÉREZ DE ARCE: PIÑERA FUE UN PRESIDENTE POPULISTA


Hermógenes Pérez de Arce: Piñera fue un Presidente populista


El columnista señaló que el ex Mandatario ahora "empieza a criticar una reforma tributaria cuando él hizo otra que nadie se la había pedido en su sector".

Jueves 10 de julio de 2014 | por Nación.cl   Publicado por: C.M. - Foto: Archivo Agencia Uno + Sigue a Nación.cl enFacebook y Twitter

Un juicio categórico formuló el columnista, abogado y economista de derecha Hermógenes Pérez de Arce respecto del gobierno del ex Presidente Sebastián Piñera en su libro sobre esa administración lanzado en los últimos días.

En entrevista con CNN Chile, Pérez de Arce habla sobre el libro, de poco más de 600 páginas, pero también de las últimas declaraciones del ex Mandatario.

"No, no es gobierno de derecha el de Sebastián Piñera. Yo, la tesis que sustento, es que es un gobierno para sí mismo, o sea él es un gobernante que tuvo como principal preocupación tener un apoyo considerable. No defendió ideas en particular sino que buscó la popularidad, en ese sentido fue un gobernante populista. Yo lo califiqué durante su período como encuestocrático porque estaba principalmente inspirado en mejorar en las encuestas", señaló.

Aseguró que la principal "piñericosa" del ex Presidente fue la referida a "los 40 años del 11 de septiembre en que él se convirtió en el verdadero director de una campaña para denostar y desprestigiar al gobierno militar sin darse cuenta que con ello destruía moralmente a los partidos que lo llevaron a la Presidencia. Y fue tal el grado de destrucción que esos partidos tuvieron un fracaso electoral pero rotundo".

Pero el tradicional abogado conservador también tuvo palabras para las recientes actuaciones de Piñera, como las críticas que ha hecho a la Presidenta Michelle Bachelet por su pland e reformas. "A mí me llamó la atención que esas declaraciones de Sebastián Piñera en España estuvieran muy de acuerdo con lo que yo pienso porque nunca lo que él dice está de acuerdo con lo que yo pienso, pero ahora ha comenzado a estar de acuerdo de que en Chile se están haciendo cosas que conspiran contra la posibilidad de darle libertad a las personas, a una democracia real y lo malo, en el caso de él, es que él hizo esas mismas cosas".

"Empieza a criticar una reforma tributaria cuando él hizo otra que nadie se la había pedido en su sector. Se le ocurrió a él porque era una idea popular, en las encuestas subir los impuestos en ese tiempo era muy popular y él abordó esta materia que era propias del ideario de la Concertación", añadió.

Respecto a la Presidenta Bachelet también tuvo un juicio. "Yo he estado diciendo que ahora estamos en presencia de Michelle 3.0. La Michelle revolucionaria de los proyectos de Reforma Tributaria y reforma educacional era 2.0; la Michelle 1.0 fue la Michelle moderada del Gobierno anterior", sostuvo.

"1.0 es la partidaria de los consensos que ha emergido repentinamente y que nos ha desorientado a todos porque nadie esperaba esto", añadió.

Fuente:LANACIÓN 

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Thursday, July 10, 2014

Antonio Skármeta: mi novela latinoamericana favorita es "Los ríos profundos" de Arguedas

Antonio Skármeta: mi novela latinoamericana favorita es "Los ríos profundos" de Arguedas
Foto principal
 Foto:ANDINA
Twittear Compartir en Facebook LinkedIn
Ernesto Carlín, enviado
09:21.
 Santiago de Chile, jul. 10.
 Para el chileno Antonio Skármeta, llegar al Perú como parte de la delegación de su país en la Feria Internacional del Libro de Lima tiene un significado especial. 

Según confesó a la Agencia de Noticias Andina, la novela latinoamericana que más le ha gustado fue escrita en nuestro país: Los ríos profundos de José María Arguedas.

 

El recordado conductor de El show de los libros aseguró que lo que más le llama la atención de esa obra indigenista es cómo Arguedas combina las leyendas andinas con la historia de aprendizaje del protagonista.

 

Guión perdido

Otra revelación que hizo Skármeta es que un proyecto cinematográfico en el que estaba abocado era el guión de Todas las sangres. Según aseguró el polifacético autor chileno, llegó a completar un borrador de ese libreto a mediados de la década de 1970.

 

Sin embargo, la coyuntura política hizo imposible que se concrete el proyecto. En lugar de esa cinta, se filmó Hay tranquilidad en el país de l director alemán Peter Lilienthal. "El guión de Todas las sangres lo extravié como he perdido varios papeles a lo largo del tiempo", afirmó.

 

Marcado por el paisaje

Por otro lado, Skármeta, natural de Antofagasta, al norte de Chile, destacó lo importante que es el entorno geográfico para los autores de su localidad.

 

"A lo largo de mi vida he convivido con dos tendencias: la solidez del desierto que te dice 'eres tierra, quédate', y el mar que con su movimiento te dice 'márchate'". De estas condiciones es , según el propio autor, el tono dramático de su literatura.

 

En ese sentido, el narrador, autor de novelas como La insurrección o Ardiente paciencia, indicó que al norte de Chile y al Perú los hermana la actitud que se tiene respecto al paisaje.

 

"El paisaje no es solo territorio. Es un territorio en donde ya han pasado cosas, ha habido historia".

 

Indicó que se alegra que la Feria Internacional del Libro de Lima haya decidido tener de invitado de honor a Chile, con especial atención a la región Antofagasta.

 

"Un problema de América Latina es lo desvinculado que estamos", comentó. Skármeta lamentó que los artistas se vean obligados la mayoría de veces a adaptarse a los mandatos de las metrópolis para trascender.

 

Salto al cine

Skármeta comentó que está feliz con las adaptaciones al cine de sus libros. Puso como ejemplo a El cartero de Neruda, versión cinematográfica de su novela Ardiente paciencia, estrenada en 1994.

 

Alabó la "enorme sofisticación, sencillez y ternura al mismo tiempo". "Al verla quedé encantado".

 

Otra adaptación que destacó fue El baile de la memoria, de Fernado Trueba, estrenada en 2009. Añadió que "hay que agradecer siempre a los directores que se inspiran en nuestras novelas para llevarlas a un estadio mayor".

 

Conferencia

Antonio Skármeta dará una charla sobre los personajes que han inspirado sus páginas el viernes 18 a las 20:15 horas en la feria Internacional del Libro de Lima.

 

El narrador, conductor por varios años del programa televisivo sobre literatura El show de los libros, asegura que se requiere ingenio para que los temas culturales atrapen al público.

 

Ha recibido numerosos premios como el Planeta, el Casa de las Américas y Altazor.

 

Además de novelas, ha escrito obras de teatro como El plebiscito, que inspiró para la película No, protagonizada por Gael García Bernal.

 

(FIN) ECG


























































































































































Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

Monday, July 07, 2014

Varios libros analizan las relaciones de los intelectuales con el poder a lo largo de la historia

Varios libros analizan las relaciones de los intelectuales con el poder a lo largo de la historia

Molina caza intelectuales Los intelectuales y el poderPocas veces ha sido tan oportuna la reflexión sobre las relaciones de los intelectuales con el poder como en el caso del nuevo libro de César Antonio Molina "La caza de los intelectuales. La cultura bajo sospecha" (Ed. Destino), al poco tiempo de abandonar el autor (poeta, escritor, gestor cultural) su cargo de ministro de cultura en circunstancias poco explicadas.

Sin embargo, pocas alusiones hay aquí a su experiencia en la actividad política, apenas una crítica al bajo nivel de la oratoria de los parlamentarios españoles ("la mayor parte de los mismos no saben hablar si no es con un papel delante") y otra a la burocracia de las reuniones de los ministros de cultura de los gobiernos de los países de la Unión Europea.

"La caza de los intelectuales" es un recorrido por la historia de los intelectuales y de los hombres de la ciencia y la cultura que estuvieron relacionados con el poder político en algún momento de sus vidas. En todos los casos aquí recogidos se transmite una sensación de frustración, de impotencia, de desánimo, de desencanto… por parte de quienes se subieron al carro de la política porque pensaron en algún momento que podría ser un instrumento eficaz para llevar a cabo importantes cambios en la cultura de un país. Por eso es oportuno, para empezar, rescatar una cita que en este libro se repite en varias ocasiones: "¿Quienes son más patriotas, los que aman a la patria porque no les gusta o los que aman a la patria porque les gusta?". A los intelectuales críticos con el poder casi nunca les gusta su patria pero la aman y por eso quieren que se corrijan sus defectos. Y para eso ejercen la crítica.

Xulio Formoso intelectuales y poder Los intelectuales y el poder

Xulio Formoso: los intelectuales y el poder


El intelectual como víctima del poder

Se cuentan aquí los casos de algunos intelectuales que pagaron con sus vidas la cercanía al poder o las críticas a los poderosos, como Cicerón, cuya muerte fue ordenada por Marco Antonio por haber alentado una rebelión encabezada por Bruto y Octavio, y por las críticas a la gestión del gobernante contenidas en las "Filípicas" (la cabeza y las manos de Cicerón fueron expuestas al público, colgadas cerca de la tribuna desde donde pronunciaba sus famosos discursos). Como Séneca, víctima de la crueldad de Nerón, de quien había sido preceptor. Como Miguel Servet, cuya enemistad con Calvino le condenó a la hoguera. Otros han padecido persecución y desprestigio.

César Antonio Molina estudia en profundidad el caso de Jovellanos, intelectual independiente y progresista, incapaz de traicionar sus principios, nombrado ministro de Gracia y Justicia en 1797 y víctima de una monarquía absolutista a la deriva, en manos de Godoy, "un rufián que se hacía llamar Príncipe de la Paz". A Jovellanos lo acusaron de ateísta, de hereje, de enemigo de la Inquisición (lo era), que lo mantuvo siete años preso en el castillo de Bellver. Es un ejemplo de víctima política del fanatismo, la tiranía y la superstición. Las mismas causas que terminaron con la trayectoria de Campomanes, de Floridablanca, de Aranda, de Saavedra, de Malaspina o de Martínez de la Rosa, cuyas reformas liberales fracasaron siempre a pesar de ser muy moderadas. Blanco White, quien tuvo que abandonar España, sólo pudo desde el extranjero criticar la intolerancia, las persecuciones a intelectuales por motivos de opinión, la censura de libros, el retraso de las universidades, la escisión de España de la modernidad o la quema de bibliotecas por sentencia del confesor de un rey. El de Manuel Azaña es uno de los ejemplos más cercanos en nuestra historia de un intelectual maltratado por la política, a pesar de que pensaba que la política era la más alta manifestación de la cultura de un pueblo.

Contra los totalitarismos

Una gran parte de este libro se dedica a criticar la acción represiva de los totalitarismos del siglo XX contra los intelectuales. La Unión Soviética es el paradigma de la represión de la libertad de las ideas y de la actividad de los intelectuales y también de los artistas. El caso de Boris Pasternak, autor de "Doctor Zhivago", obligado a rechazar el premio Nobel de literatura por las presiones ejercidas desde el poder, se presenta como ejemplo de cómo el mundo soviético acababa con los individuos que pretendían mantener la independencia y la libertad. Pero aquí también se traen los casos otras víctimas del estalinismo, como Anna Ajmátova, Mandelstham o Aleksandr Blok. El nacionalsocialismo, por su parte, tuvo también sus apoyos desde un sector de la intelectualidad (Knut Hamsum, Céline) a pesar de las verdaderas aberraciones contra la libertad, la dignidad y la vida de las personas. Los casos de Hélène Berr, Ana Frank, Simone Weil, Edith Stein o Etty Hillesum, víctimas del holocausto, los horrores de los campos de concentración narrados por Viktor Frankl, Tadeusz Borowski, Primo Levi o el Nobel Imre Kertész, deben mantenerse vivos en las conciencias de todos los ciudadanos de hoy para que no vuelvan a repetirse. Es lo que hace César Antonio Molina, quien trae hasta estas páginas el testimonio de Czeslaw Milósz, víctima de los dos totalitarismos. Milósz observó cómo frente al nazismo, el antisemitismo y la opresión fascista muchos opusieron el comunismo, sin darse cuenta de los males que traía consigo. Entre otros, nuevamente la falta de libertad. El hombre nuevo anunciado por el comunismo era un hombre sin conciencia crítica, sin libertad, en condiciones de vida paupérrimas y vigilado permanentemente.

A pesar de ser estos los pilares sobre los que se asienta el contenido de "La caza de los intelectuales", César Antonio Molina se ocupa también de otros aspectos, como los enfrentamientos entre los apocalípticos y los integrados de la nueva cultura o la irrupción de las nuevas tecnologías en la creación y el consumo cultural, y advierte de los peligros de la sociedad de consumo en la educación de los jóvenes.

Intelectuales comprometidos

Todos estos intelectuales estaban de un modo u otro comprometidos con las ideas políticas que defendían y contra aquellas que se oponían a ellas. El compromiso del intelectual ha tenido siempre un sesgo ideológico relacionado con la política, desde los orígenes del intelectual moderno que todos los autores coinciden en situar en el caso Dreyfus, el militar francés de origen judío condenado injustamente por alta traición, una sentencia que apoyaron los sectores conservadores, el ejército y la iglesia franceses del siglo XIX, y combatieron los progresistas desde que el escritor Émile Zola publicara su famoso artículo "Yo acuso" en el periódico "L'Aurore", en defensa de Dreyfus. Un compromiso, el político, que en la actualidad se ha desdibujado de manera alarmante y que ha venido siendo sustituido por otras formas de crítica desde sectores como el ecológico, el feminista o el altermundista. Un libro de reciente aparición, "Cincuenta intelectuales para una conciencia crítica" (Fragmenta), del teólogo Juan José Tamayo, recoge las aportaciones críticas de intelectuales de los siglos XX y XXI contra todas las formas de abuso de poder, de explotación, de censura, de miseria… desde un sector poco considerado, como es el de aquellos hombres y mujeres que ejercen la crítica desde diversos presupuestos religiosos. Para una gran parte de estos intelectuales, los católicos, el Concilio Vaticano II fue la gran oportunidad perdida para que la iglesia tomase un rumbo definitivamente identificado con la sociedad contemporánea. Edward Schillebeeckx, Karl Rahner, Giulio Girardi o José Gómez Caffarena manifestaron su desencanto y su decepción y denunciaron la traición al espíritu de este concilio. Para otros, cuya obra se analiza en estas páginas, el camino a seguir se identifica con una concepción de la religión próxima a las luchas contra la explotación y a favor de la defensa de los derechos de los oprimidos y de los pobres. Son los fundadores, impulsores o seguidores de la teología de la liberación: Oscar Romero, Casiano Floristán, Julio Lois, Gustavo Gutiérrez, Pere Casaldáliga, Ignacio Ellacuría, Leonardo Boff, Jon Sobrino… muchos de ellos pagaron con sus vidas esta postura crítica, otros fueron desautorizados por la iglesia oficial, perseguidos o desprestigiados.

Pero también fuera del cristianismo se lucha desde la religión contra la injusticia y la opresión, como muy bien ha analizado Hans Küng a lo largo de su obra. Es el caso de Asghar Ali Engineer, teólogo musulmán que interpreta el Corán desde una perspectiva laica y democrática; Fátima Mernissi, Nasr Hamid Abu Zaid, Amina Wadud o Shirin Ebadi, que han introducido la lucha feminista en el islamismo y proclaman la igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad musulmana. O Raimon Panikkar y Paul Kniter, que promueven el diálogo del cristianismo con el hinduismo y el budismo. El cristianismo también ha criticado la postura antropocéntrica de la iglesia desde la obra de mujeres, religiosas o laicas, cuyo testimonio se recoge en estas páginas: Dorothee Sölle, Rosario Bofill, Elisabeth Schüssler Fiorenza, Elisabeth A. Johnson, Ada María Isasi-Díaz, Lavinia Byrne o Elsa Tamez han manifestado su desacuerdo con la marginación de la mujer en el catolicismo y reivindicado el ejercicio del sacerdocio al mismo nivel que los hombres.

Sorprende que en la lista aparezcan nombres de intelectuales supuestamente alejados de los presupuestos religiosos, como el escritor José Saramago (Tamayo cree que su definición de Dios como "el silencio del universo" está más próxima a un místico que a un ateo), Simone de Beauvoir, quien admira la intensidad de la fe de Santa Teresa; María Zambrano, que considera a la mística como fuente de la razón poética, o Albert Camus, que no pudo aceptar la existencia de Dios por su responsabilidad en el sufrimiento de los inocentes, una incredulidad que, según Tamayo, no responde a cita alguna en el más allá, sino a la llamada de la solidaridad en la tierra. Todos ellos han contribuido a desterrar aquella irónica definición que de los teólogos daba el arzobispo de Canterbury, William Temple, recogida por el autor: los teólogos son personas que consumen toda una vida irreprochable en dar respuestas exactísimas a preguntas que nadie se plantea. No es el caso.

Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile